Page content

Cómo Hacer Semillas De Marihuana Feminizadas

I love marijuana make feminized seedsPolinización y feminización de la marihuana

Obtener plantas hembras de marihuana es realmente impredecible la mayor parte del tiempo. De hecho, lo más común es tener una plantación casi entera de machos que una de hembras. En la mayoría de casos, tu habilidad para producir semillas feminizadas está limitada a la suerte. Si pudieras estar seguro de que la mayor parte de las semillas de tus plantas hembras terminen produciendo plantas hembras como derecho propio lo más seguro es que no dejaras pasar tal oportunidad. Afortunadamente, existen algunas formas para incrementar la probabilidad de que obtengas plantas de marihuana hembra. Dos de estas formas incluyen el uso de plata coloidal y la rodelización.

Cualquier discusión sobre la polinización de la marihuana debe tratarse ante de empezar con los métodos tradicionales de fertilización. Aunque las plantas de marihuana hembras no fertilizadas producirán de forma consistente las mejores fumadas hay muchas razones por las que deberías querer polinizar tus plantas. Las plantas no fertilizadas (o sinsemilla) producirán de forma natural más THC (el ingrediente activo en la marihuana) y una mejor experiencia al fuma, pero, si no tienes semillas para el cultivo del año siguiente terminarás pagando más a una empresa de semillas de marihuana.

Si has tratado alguna vez con empresas de semillas extranjeras entonces sabrás que puede ser una completa lotería. Nunca vas a saber que puedes sacar y no es raro que termines con semillas de marihuana que aún no han madurado adecuadamente. Tampoco es raro encontrar que la mayoría de las semillas que recibas no germinen. Por tanto, económicamente tiene sentido apartar un par de plantas en cada cultivo para fertilizar. Por supuesto, esto no quiere decir que perderás la calidad general de los cogollos sinsemilla cada vez que fertilices tus plantas. Tampoco hay forma de garantizarte de que vas a producir semillas hembra si usas las técnicas tradicionales de fertilización. Vamos a repasar algunas técnicas no tradicionales de feminización de semillas de marihuana.

Técnicas de fertilización tradicionales

Al aire libre, las plantas de marihuana normalmente le dejan al viento la tarea de que les ayude en la fertilización. Sin embargo, las plantas también se basan en la genética. Las plantas de marihuana macho tienden a alcanzar la madurez sexual unas dos semanas antes que las plantas hembra. Durante este tiempo, estas crecen notablemente más que las plantas hembras y empiezan a producir sacos polínicos. Los sacos polínicos se parecen a los cogollos, pero, cuando se abren producen una sustancia pegajosa, fina que es la piedra angular para la reproducción.

Mientras que la planta macho está haciendo todo esto la planta hembra está empezando a alcanzar la madurez sexual. La planta hembra producirá estigmas que servirán para atrapar el polen de las plantas macho. Entonces, el polen se abrirá paso en el sistema reproductor y empezará a producir semillas de marihuana.

Aunque no haya muchas corrientes en un entorno de interior dejar las plantas a su albedrío dará con frecuencia plantas de marihuana hembra fertilizadas. Muchos cultivadores tienden a separar los machos de las hembras una vez que pueden determinar el sexo. Si no te interesa la polinización entonces puedes eliminar directamente las plantas macho. Para los propósitos de este artículo, sin embargo, vas a querer mantener las plantas macho con vida. En realidad, solo necesitas una única planta de marihuana macho para la mayor parte de las técnicas de fertilización tradicionales. Por tanto, una vez que puedas determinar el sexo de la planta, puedes coger la planta macho de tu variedad favorita o que tiene las mejores características para luego aislarla. Lo que hagas con el resto de plantas macho es cosa tuya.

Sin embargo, la planta macho aislada debería ser forzada a entrar en fase de floración con un régimen de luz 12/12. (Por descontado, querrás asegurarte de que el resto del cultivo permanece con luz todo el tiempo y que la planta mano no recibe luz durante el período de oscuridad). Cuando la planta macho haya florecido de forma correcta empezará a producir el polen que necesitas. No necesitas coger el polen de la planta y luego transferirlo inmediatamente a las plantas hembras. De hecho, lo que querrás es guardar el polen para usarlo más tarde.

Para hacer esto, necesitas un trozo de papel y un sobre. Cuando los sacos polínicos se abran y produzcan las flores solo tendrás que pasar el polen a la hoja de papel. Entonces pasa el polen de la hoja al sobre y etiquétalo para su uso posterior. Asegúrate de poner el sobre en un congelador para preservar la vitalidad del polen.

Después de eso puedes dejar tus plantas hembra en estado vegetativo tanto como puedas. Cuando llegue la hora de florecer las plantas hembra será el momento de usar el polen guardado del congelador. Recuerda que quieres guardar el polen de una planta macho de una determinada variedad. Puede que tengas una preferencia particular o puede que desees mantener la variedad relativamente intacta. Por ejemplo, si tienes una planta macho y una planta hembra que ambas son de la raza X y has disfrutado realmente con dicha raza X querrás asegurarte la "línea de sangre" tan pura como pueda ser posible.

Cuando el polen se coloca en una planta hembra, significa generalmente que la planta ya no producirá cogollos sinsemilla. En español, sinsemilla significa literalmente "sin semillas" y el hecho de fertilizar la planta normalmente elimina esa distinción. Pero, de nuevo, no tienes que usar el polen en todas las planta hembras y no tienes que usarlo en más de una rama de una única planta. Para este trabajo, por supuesto, tienes que ser muy cuidadoso de no polinizar todas las flores de la misma planta o cualquier flor de otra planta.

Simplemente coloca el polen congelado en un pequeño bol y luego usa un pincel para con cuidado "pintar" el polen en la parte superior de la rama deseada. Esta planta debería ser separada del resto de plantas para evitar una contaminación cruzada con el polen. Después de unos 4 días, puedes mover la planta con la rama polinizada a la habitación de floración 12/12. En este momento, el polen estará prácticamente pegado a los pistilos y la probabilidad de que las otras plantas se polinicen es muy pequeña.

Durante el transcurso de la fase de floración, las semillas de marihuana empezarán a desarrollarse en ramas polinizadas y el resto de tus plantas hembras madurarán como sinsemillas. Supervisa la actividad de la rama polinizada para asegurarte de que cosechas las semillas de marihuana en el momento correcto. Cuando estén maduras puedes separarlas del resto de la rama con los dedos. Entonces, colócalas en algún tipo de recipiente con una etiqueta (por ejemplo, el nombre de la variedad) y por el recipiente en el congelador. Ahí conservarán su vitalidad y podrán ser capaces de germinar en el próximo período de cultivo.

Asegúrate de no cosechar las semillas de marihuana antes de tiempo. Las semillas deben tener un bonito color marrón moteado o bronceado en lugar de ser verdes. Si cosechas las semillas verdes, entonces las probabilidades de que germinen se habrán reducido significativamente. Además, si esta era la única tanda de semillas de marihuana que tenías para el próximo ciclo de cultivo puede que termines comprando otra vez semillas caras.

En cualquier caso, hay una gran cantidad de ventajas al polinizar tus propias plantas y sobre todo al polinizarlas de una forma tan minimalista. Mucha de la marihuana que coseches serán cogollos sinsemilla de alta calidad porque solo polinizaste una única rama. También logrará semillas que contengan un material genético favorable que pueda producir una sensación muy similar al fumar a la que esté acostumbrado (esta técnica es también aplicable si quieres hacer híbridas tus plantas). Además de todo eso, tiene sentido si lo miramos desde el punto de vista económico. Nadie quiere tener que pagar por más semillas de marihuana cada vez que empieza un nuevo ciclo de crecimiento. Esta es la única forma de colocarse con la mejor calidad de tu cultivo actual al mismo tiempo que te aseguras la existencia de futuras plantaciones a un costo mínimo.

Por supuesto, una cosa que no puede asegurar el usar las técnicas de fertilización tradicionales es el sexo real de la planta. Limitarse a una sola rama que produce semillas puede ser la receta de una hecatombe si acabas con una gran cantidad de plantas macho en tu próximo ciclo de cultivo. Este es el motivo por el que las técnicas de feminización se han vuelto tan populares en los últimos años.

¿Qué es la feminización de semillas de marihuana?

Sin una manipulación externa, la mayoría de las plantas de marihuana hembras producirán semillas que tienen características sexuales indetectables e incambiables. Debido a que la planta hembra es muy apreciada por su mayor contenido de THC (en comparación con los machos) a menudo esta recibe precedentes de muchos cultivadores. Sin embargo, con los métodos tradicionales, no hay forma de decirte si vas a obtener un lote completo de machos, uno de hembras, o algo intermedio. Lo ideal es que haya el mayor número de plantas hembras como sea posible en su jardín para que puedas producir constantemente material de alta calidad para más adelante.

La feminización de semillas es un grupo de técnicas de polinización que se esfuerza por poner las probabilidades a nuestro favor. Por supuesto, la fertilización por sí misma ofrece un montón de ventajas, pero la feminización básicamente garantiza que obtendrá una mayoría de plantas hembras en la próxima plantación. Las empresas de semillas de marihuana a menudo venden semillas feminizadas que pretender darle esa seguridad, pero, nuevamente, comprar semillas de una empresa es siempre cuestión de suerte. Puede terminar con semillas que se suponen que son feminizadas pero que produzcan en masa machos o hermafroditas en contra de tus deseos. Así que asegúrate de comprar semillas de marihuana de una muy respetada empresa de semillas.

Los dos tipos de feminización de semillas son la rodelización y la plata coloidal. Ambas ofrecen sus ventajas y sus desventajas, pero, si se hacen correctamente, proporcionarán un lote de semillas de marihuana que serán casi todas hembras.

La rodelización es un tipo de manipulación de los factores naturales, biológicos que intervienen en la planta de marihuana hembra. A menudo, cuando la planta de marihuana se estresa o está próxima al final de su ciclo vital sin haber sido fertilizada empezará a desarrollar sacos polínicos por sí misma. Las plantas de marihuana van a querer propagar sus propias semillas para extender la raza y cuando no son fertilizadas realizan ellas mismas algunas veces la tarea. La razón por la que la rodelización produce de forma frecuente semillas con características hembra es porque todo la genética y el material reproductivo involucrado tiene características femeninas.

Este es el quid de la feminización de la semilla. Esta es la única habilidad de la planta de marihuana hembra para fecundarse a sí misma (sin llegar a ser hermafrodita). Si tanto los huevos como el polen vienen genéticamente de plantas hembras entonces hay una mayor probabilidad de que las plantas produzcan semillas hembras. Aunque el concepto pueda ser simple, de hecho, ponerlo en práctica puede ser un poco más difícil.

La técnica de la plata coloidal funciona de una manera similar. Concentraciones muy pequeñas de plata coloidal (plata pura) se ponen en agua destilada. Este agua es pulverizada en las plantas de marihuana hembras durante el ciclo de floración. Esto provoca que las plantas empiecen a producir los sacos polínicos que deberían verse durante la rodelización (o normalmente en los machos). Una vez más, la diferencia en este caso es que el material genético en el polen es del todo femenino y, por tanto, será más propenso a producir semillas hembra.

Hay razones obvias por las que cualquiera querría probar cualquiera de estos métodos. Asegurar que tu cultivo está lleno de plantas hembras cargadas de THC de una forma uniforme es algo que la mayoría de cultivadores no van a dejar pasar. Pero, también es una buena forma de asegurarse de que vas a conseguir unos cogollos sinsemilla de la mejor calidad con una gran parte de tu cosecha de marihuana. No tienes que pagar por semillas de marihuana, no tienes que preocuparte de tener demasiados machos y puedes seguir cultivando material de la mejor calidad de forma indefinida.

 

Cómo realizar la rodelización para hacer semillas de marihuana feminizadas

La rodelización es la más fácil de las dos opciones, pero no siempre es la más efectiva. Tiene la ventaja de ser completamente natural pero te fuerza a depender de como actúe la planta. Básicamente, tu objetivo con la rodelización es dejar a la planta que permanezca en la fase de floración más tiempo del ideal de cosecha. La planta reconoce esto como una situación grave y que requiere de una acción rápida que lo solucione. En muchas ocasiones, esto da como resultado la creación de sacos polínicos. Cuando los sacos polínicos empiezan a aparecer puedes empezar a recoger el polen como lo harías en los ejemplos al comienzo del artículo. Entonces, por supuesto, podrías escoger que ramas o cogollos quieres untar el polen para producir las semillas feminizadas de marihuana. En general, tienes que separar una planta y forzarla a florecer por sí misma para que las otra puedan ser polinizadas adecuadamente.

El mayor inconveniente de esta técnica, sin embargo, es que no siempre es fiable. Requiere una confluencia de factores para que tenga éxito e incluso así puede que no consigas un lote de semillas de marihuana feminizadas excesivo tal como te gustaría. Primero de todo, no toda plata va a tener la misma respuesta al dejarla florecer por más tiempo. Obviamente, no puedes poner a prueba cada una de tus plantas para ver si van a producir sacos polínicos porque entonces correrías el riesgo de degradar el contenido y la calidad del THC. Dejar que las plantas pasen el umbral de cosecha en la fase de floración no es algo que sea muy bueno. Cuando se considera que puedes no obtener nada de polen de la planta es cuando te replanteas este método.

Por supuesto, hay algunas variedades que mantienen los rasgos genéticos de lo rodelización y producirán sacos polínicos prácticamente cada vez. Si sabes que estás trabajando con una variedad de este tipo, entonces puedes practicar la rodelización y lograr resultados excelentes. Dicho esto, también hay una probabilidad de que uses polen feminizado que tenga fuertes características masculinas. Si la planta produce polen de forma natural como ese, entonces hay una probabilidad de que sea simplemente cosa de una genética masculina más fuerte. En este caso, puedes acabar con un lote medio con la mitad machos y la otra mitad hembras. También hay mucho menos polen con el que trabajar en general.

Si estás cultivando tus plantas de forma orgánica y puedes permitirte darle una oportunidad, entonces sin duda es la mejor opción. Es barato, natural y le permite producir semillas de marihuana feminizadas. También es un pequeño experimento de ciencia el ver si las plantas producirán sacos polínicos o no.

 

Usar plata coloidal para hacer semillas de marihuana feminizadas

Intentar el método de la plata coloidal pulverizada es un poco más difícil y requiere más tiempo, pero parece funcionar con un grado más alto de éxito que la simple rodelización. Antes de que comentemos como usarla debemos comprender cómo hacerlo. El método de plata coloidal no es solo el hecho de meter monedas de plata en un pulverizador y pulverizar a lo loco tus plantas. El proceso entero requiere de plata pura, algo de electricidad y mucha agua. De hecho, hay cinco ingredientes clave que necesitarás para hacer tu propio espray de plata coloidal:

  • Agua destilada
  • Plata pura (moneda, alambre, etc.)
  • Batería de 9V
  • Conector de batería de 9V
  • Pinzas de cocodrilo
  • Soldador

Si suena un poco confuso o por encima de tu sueldo debes saber que no eres el único que lo piensa. Las soluciones de plata coloidal se venden comercialmente pero a menudo tienen un precio muy alto y se usan principalmente en bebidas (en niveles de concentración mucho más bajos de los que desearías usar en un planta de marihuana). Incluso así, encontrar plata pura de cualquier tipo no es precisamente barato. En la mayoría de casos, puedes encontrar plata pura en una tienda de numismática o en la casa de la moneda local en diferentes cantidades y precios. Probablemente puedes arreglártelas con dos piezas de media onza de plata. Puedes usar también cables de plata pero la mayoría de gente usa monedas. Asegúrate de que la plata que usas es 0.9999 o 0.999. Tiene que ser pura o de lo contrario no funcionará correctamente.

Una vez que tengas la plata necesitas conectar el conector a la batería. Deberían haber dos cables que se extienden del conector de la batería (uno rojo y uno negro). Si optas por las pinzas de cocodrilo necesitarás soldarlos a los cables para mejorar la corriente eléctrica. Esto requerirá, por supuesto, el uso de un soldador, si no tienes uno o no sabes como usarlo puedes obtener un poco de ayuda en una ferretería. La otra opción que no requiere de soldadores o de pinzas de cocodrilo es hacer un agujero en las monedas de plata y pasar los cables a través de ese orificio. Aunque, en la mayoría de los caso, es más fácil conducir y mantener la corriente con las pinzas de cocodrilo soldadas.

Ya sea que estés usando las pinzas de cocodrilo como otro método, los cables de la batería deben estar conectados de alguna forma a las monedas de plata. Entonces, estas monedas de plata deben ser colocadas en una taza de agua destilada (pero no los cables o las pinzas de cocodrilo). Nuevamente, es muy importante que uses agua destilada y no otro tipo de agua que pueda contener impurezas. La corriente eléctrica crea básicamente iones de plata diminutos que flotan en el agua destilada. Esto ocurre porque la agua está desionizada y las partículas no tratarán de enlazarse con nada.

How to make feminized cannabis seeds with colloidal silver

picture by growweedeasy.com

En cualquier caso, necesitas dejar este tinglado tal cual está durante mínimo 7 horas. Cuanto más tiempo dejes suspendidas las monedas de plata cargadas eléctricamente en el agua destilada, mayor será la concentración de plata coloidal que obtendrás. Tampoco quieres dejar en marcha el generador de plata coloidal mucho tiempo porque con el paso del tiempo empezará a producir partículas más grandes. No parecerá que pase nada al principio pero con el paso del tiempo podrás ver una especie de residuo o de película en la superficie del agua destilada. De nuevo, no permitas que las pinzas de cocodrilo o los cables toquen el agua.

Una vez tengas la solución estarás listo para ponerla en práctica. Escoge una planta de marihuana para ser pulverizada con el espray y luego rocíala cada día desde que empiece su floración. Sigue pulverizando la planta hasta que veas que se forman sacos polínicos macho. Esto suele tardar entre 10 y 14 días, pero puede tomar más tiempo o menos dependiendo de la variedad. Una vez que los sacos polínicos aparezcan puedes usar el mismo método de recuperación y de fertilización que comentábamos al principio del artículo.

Cabe mencionar que la plata coloidal en altas concentraciones no es segura para el consumo bajo ninguna circunstancia. Aunque la solución puede ser usada y consumida por motivos médicos, se suele hacer en concentraciones mucho más pequeñas. De hecho, cualquier parte de la planta de marihuana que rocíes con el espray debería ser descartada. Algunos cultivadores de marihuana señalan un par de localizaciones en la planta en cuestión para evitar que no se pierda al completo. Pero, esto puede ser peligroso si no llevas cuidado sobre donde va a parar la pulverización del espray. Si aún hay cantidades de trazas en algunos de los cogollos entonces estos no son aptos para fumarlos o consumirlos.

Cualquier polen que es creado como resultado de la interacción entre el cannabis y la plata coloidal es 100% segura de usar. Es solo que cualquier parte de la planta que tenga contacto directo con la plata coloidal del espray debería considerarse tóxica.  La ventaja de usar plata coloidal es que produce constantemente semillas de marihuana feminizadas de alta calidad por lo que tienes más probabilidades de lograr un cultivo solo de hembras. Además, puedes producir semillas infinitamente mientras controles la cantidad de semillas de marihuana producidas.

Otras opciones

Si bien ambas opciones han tenido resultados beneficiosos también tienen desventajas considerables. No hay garantía de que la rodelización funcione y la plata coloidal requiere mucho tiempo y dinero para que funcione. Muchos cultivadores de marihuana de uso personal no tienen ni el dinero ni el tiempo y puede que quieran algo que sea más como una apuesta segura. En ese caso, clonar las plantas de marihuana hembras es quizás la opción más efectiva y rentable. Mientras que no se necesita una técnica de feminización de semillas, puede asegurar que obtendrás plantas de marihuana hembras y cogollos hembra sobre una base fiable y consistente.

En lugar de depender de las semillas de marihuana (que son en esencia una combinación de genética), la clonación te permite seleccionar una planta en concreto y recrearla con exactitud posteriormente. Así, puedes continuar obteniendo material de alta calidad (y familiar) sin ninguna incertidumbre o costes elevados.

Aún así, hay muchas situaciones en las que la feminización de las semillas de marihuana tiene más sentido. Por ejemplo, si quieres hibridar el ADN de la próxima generación, entonces la única forma de hacerlo es con la fertilización selectiva. Otro ejemplo, si quieres crear una mezcla entre dos variedades necesitarás combinar el material reproductivo de dichas dos variedades. Aunque efectiva, clonar solo permite recrear una sola raza una y otra vez. Por supuesto, puede que te guste esa raza pero no te permitirá probar un repertorio de razas diferentes. En cualquier caso, las plantas hembra son la primera opción entre los cultivadores y saber como asegurar la reproducción de las plantas hembra es de gran importancia.

Gracias por leer el artículo y espero que te haya gustado. ¿Cuáles son tus experiencias sobre hacer semillas de marihuana? Por favor comparte lo que piensas en la sección de comentarios que puedes encontrar a continuación y no te olvides de compartir o de darle a me gusta al artículo.

Feliz cultivo,

Robert Bergman

Sources; 420 Magazine, Grow Weed Easy, Cannabis Culture

Do you want to learn more about growing marijuana?
Let me give you my Marijuana Grow Bible! Just tell me where to send it 🙂
You will get the detailed Plant Care Guide as a bonus. All for free.
[grwebform url="http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=680898&u=SugX" css="on"]