Consejos y Técnicas de Riego - Marihuana Exterior - Phoenix

Page content

Consejos y Técnicas de Riego – Marihuana Exterior

ReI love marihuana técnicas de riegogar las plantas de marihuana

Como comentamos con anterioridad, las necesidades de riego dependen de la localización de tu zona de cultivo y de la genética este. Si tienes un cultivo relativamente humilde, entonces varios sistemas de riego a mano deberían bastar. Algunos cultivadores transportan el agua hasta un gran depósito en la zona de cultivo y luego utilizan regaderas o mangueras hasta el lugar. Si has sido capaz de encontrar un lugar que está bastante más cerca del agua, y tienes un pequeño número de plantas, tiene más sentido rellenar de la fuente y llevar el agua de un lado a otro. Esto limita tu responsabilidad pues nunca serás preguntado por qué llevas 380 litros de agua al bosque.

 

Si tienes muchas plantas deberías considerar métodos mucho más elaborados como usar bombas de riego impulsadas por baterías o por gasolina. Esto tiene inconvenientes ya que son normalmente muy ruidosos y el sonido de un motor puede atraer a gente no deseada: no es ideal para operaciones furtivas. Estos sistemas requieren una fuente de energía y un suministro constante de agua y algunas veces necesitan establecer un complicado sistema con diversos apartados como plataformas y tuberías. Una vez en el lugar, tienen la capacidad de suministrar enormes cantidades de agua, según el calendario previsto que tú necesites.

Otro método es fabricar un sistema de riego por goteo. Usando una jarra de leche de cuatro litros, haz un par de agujeritos en la parte inferior, los cuales permitirán que una cantidad constante pero pequeña de agua sea liberada. La ventaja de esto es que sólo necesitas rellenar las jarras, las cuales, una vez colocadas, regarán tus plantas de forma sistemática. La planta nunca sufrirá de exceso de riego si tu acudes solamente a la zona de cultivo de forma ocasional. Si tus plantas no están recibiendo suficiente agua, entonces añade más recipientes para regar las plantas concretas o haz los agujeros más anchos si el problema es la habilidad de retención de agua del suelo. Por supuesto, si estas cultivando unas pocas plantas, y se encuentran en tu propiedad, utilizar una manguera de jardín funcionará de maravilla.

Una fuente muy barata y fácilmente disponible de agua es, por supuesto, el agua de lluvia. El agua limpia de lluvia es una buena fuente para sus plantas porque el agua del grifo puede contener sustancias químicas indeseables. Muchos de los sistemas de agua usan productos químicos para limpiar el agua para hacerla potable, o apta al consumo. También se pueden añadir otros productos químicos adicionales para neutralizar el sabor, por lo que no degustarás los productos químicos, sólo el agua. El pH del agua también puede estar por encima o por debajo de 7. Si bien esto es muy bueno para los seres humanos y nuestras puntillosas papilas gustativas, puede ser perjudicial para las plantas. Una cosa a tener en cuenta es la cantidad de sodio (NaCl o sal) en el agua. Si riegas tus plantas con agua demasiado salada, su tamaño final se podría ver reducido hasta en un 50%. El agua del grifo puede contener cloruros, sulfatos y otros sólidos, lo que ayuda a explicar por qué las ventas de los sistemas de filtración de agua son tan considerables. Esta es también la razón porque se recomienda usar agua destilada para los plantones jóvenes, antes de que sean trasplantadas.

Si estás preocupado sobre la calidad del agua que suministras a las plantas (¡o bebiendo!) existen kits de medición a la venta en las tiendas de jardinería y bricolaje. Estos le ayudarán a determinar la calidad del agua y le permitirán saber qué productos químicos son predominantes en mayores concentraciones.

Si no quieres tratar con todo esto, entonces el agua de lluvia es una solución fácil. La mejor forma de recoger agua de lluvia es emplazar un envase largo debajo de un desagüe durante los meses de lluvia del año. Por lo general, esto ocurrirá en la primavera por lo que una vez más la previsión es crucial para tener el éxito. Por lo general, si el área que está drenando es libre de agentes químicos solubles en agua, el agua de lluvia debería ser perfecta para las plantas; su único problema será el almacenamiento del agua y su transporte hasta el lugar de cultivo.

Comment Section

0 pensamientos sobre “Consejos y Técnicas de Riego – Marihuana Exterior

Deja una Respuesta

*