Page content

Crear Semillas En Una Planta - Marihuana Exterior

I love growing marihuana crear semillas

Crear semillas

Con la finalidad de crear semillas en una planta hembra, selecciona una planta sana de marihuana macho bien ramificada, con los tallos bien definidos y un verde abundante. En la medida de lo posible, escoge una planta que haya crecido rápidamente. Tu objetivo es capturar el polen de esta planta macho y controlar el proceso de polinización. Un sistema es podar la planta de marihuana en profundidad, dejando solamente una rama para que florezca. Cuantas más flores macho produce una planta, más posibilidades existen de una polinización aleatoria, por lo que podar o quitar el resto de ramas es una forma de ir sobre seguro.

 

 

Usar una bolsa de plástico permite atravesar a la luz. Cubre la parte restante de la planta de marihuana y el tallo que va a florecer. La luz es todavía importante porque una disminución de esta provocará que los sacos se desarrollen más lentamente. Una vez que la flor macho prolifere, elimina las flores polinizadoras. Elimina el polen de las hembras que desea obtener semillas. Haz esto antes de cultivar porque, como las flores, las semillas de cannabis requieren tiempo para madurar y no debería hacerse con prisas. Otro método, uno en el que algunos cultivadores de cannabis están a favor por ser más exacto, es colocar literalmente el polen en los pistilos de la planta hembra.

 

 

Un buen indicador de cuando polinizar tus plantas hembras es cuando los pistilos parecen blancos y difusos. Utiliza la bolsa de plástico en la que el polen fue recogido, cubre las ramas seleccionadas que has polinizado por otro día y asegúrate de que el proceso se ha completado. Lleva mucho cuidado cuando retires la bolsa de la planta macho, así como de la planta hembra cuando el proceso haya terminado. Si se ha hecho correctamente, se supone que las semillas de cannabis estarán listas para cosecharse, en tres o seis semanas, cuando empiecen a sonar las semillas en la vaina.