Page content

Cuándo Cosechar – Marihuana Exterior

I love marihuana cuándo cosechar

Cuándo cosechar

Otra señal de que pueden estar listas para ser cosechadas se hará evidente en toda la planta de marihuana, en las hojas y en los propios cogollos. Las características físicas de la planta cambiarán considerablemente. Las hojas grandes se volverán de un color amarillo-marrón que te indicará que la planta de marihuana se está muriendo. Los estigmas de las plantas maduras se marchitarán en la base de los cogollos, mientras permanecerán de un sano color blanco en la parte superior.

Otro signo, y uno en los cuales hay un poco de discrepancia, es el propio color de los cogollos. Es una buena idea usarlos como referencia como primera señal de que están perdiendo su abundante color verde. Si se vuelven de color marrón, una señal de que los cogollos se están muriendo poco a poco, rasparán más al fumarse. La única ventaja de esperar a que esto suceda es que las glándulas de resina contendrán más resina. A algunas personas no les importa que raspe al fumar ya que tienen el beneficio de recibir un colocón más intenso y fuerte. Esta es una decisión personal y sobre la que deberás aprender más sobre la marcha con tus sucesivas cosechas.

 

 

El cambio de las horas de luz es por supuesto el aspecto más importante en la vida de tus plantas de marihuana, Las plantas están en sintonía con las cantidades de luz y de oscuridad que reciben, al incrementar las horas de oscuridad la planta recibe la señal de que tiene que madurar. Dependiendo en dónde cultives las plantas de marihuana, el tiempo y de si han empezado en interior y luego han sido trasplantadas, el sol será el mayor indicador para saber que la cosecha se aproxima.

 

 

Algunos cultivadores de cannabis, como los que se encuentran en muchas partes de Australia, Hawái y las partes septentrionales de América del Norte, pueden obtener a menudo dos o más cosechas al año porque el sol les provee suficiente luz durante el año.  En ese caso, las plantas de marihuana crecerán grandes, florecerán como si fuesen a reproducirse naturalmente y luego volverán a repetir el proceso. Pero aunque las plantas ya son bastante grandes y tienen muchas hojas para capturar la luz del sol, la segunda cosecha sucede en mucho menos tiempo de lo que se produce la primera.

 

 

Sin embargo, para el resto de nosotros, los cultivadores de cannabis en zonas en las que es importante tener las plantas de marihuana extraídas a finales del verano y antes de la aparición de las primeras heladas, el sol es un balón de oxígeno para nuestro producto final. La mitad del verano, que en el hemisferio norte corresponde con el 21 de junio, tiene como mucho 15 horas de luz de sol. Las plantas de marihuana no florecerán normalmente a menos que reciban como mínimo 12 horas de oscuridad al día. Habitualmente, los cultivadores de cannabis en interior son capaces de cosechar con más frecuencia pues controlan la luz. La contrapartida para los cultivadores en exterior es que obtienen más en las cosechas que ocurren con menos frecuencia. Si tienes solamente unas pocas plantas de marihuana, algunas veces será posible cubrirlas por completo e inducir la cosecha, pero esto no es realmente funcional para muchos cultivadores de cannabis.

 

 

Aunque el factor de la luz y la oscuridad funcionan de mil maneras diferentes, algunos cultivadores, en la actualidad, usarán focos con luces muy brillantes como halógenos en sus plantas de marihuana durante la noche para restablecer el reloj interno. Esto es útil si lo que deseas es que tu planta crezca en tamaño y no empiece su floración. En Australia algunas variedades Sativa pueden crecer hasta los 5 metros con internódulos entre los 7 y los 10 centímetros en la cepa. Obviamente una planta de dicho tamaño producirá una gran cantidad de cultivo recuperable, pero conseguir dicho tamaño requiere una estación de crecimiento de aproximadamente un año. Para conseguir ese tamaño habrán necesitado convencer a la planta de marihuana de que no es exactamente la época de floración, y quizás esta debería continuar usando su energía en producir hojas y alcanzar altura.