Page content

Curado - Marihuana Exterior

I love marihuana curar

Curado marihuana

Algunos cultivadores de cannabis recomiendan el curado, pero no es realmente necesario y cambiará el sabor de la maría. Una curación incorrecta provocará un descenso del THC y cambiará además el color de tu cogollo a un marrón oscuro pareciendo que sea marihuana deshidratada o vieja. Probablemente no hayas fumado nunca marihuana curada por lo que no es una necesidad empezar ahora, y en cualquier caso, supone un mayor retraso antes de que puedas fumar tu cosecha. El curado hecho de forma correcta permite fumar la planta de forma mucho más suave y reduce el sabor a menta que puede acompañar a las plantas de cannabis cultivadas en exterior. Muchas de las técnicas usadas para curar la marihuana son adaptaciones del curado para tabaco por lo que si estás pensando curar la marihuana, te recomiendo que adquieras un libro que trate sobre el tema en profundidad y que lo utilices como referencia. Muchos de los cultivadores de marihuana están más que satisfechos de fumar su marihuana cultivada de forma natural aunque no esté curada.

 

Almacenamiento

La mejor forma de almacenar marihuana durante largos períodos de tiempo es en envases de vidrio herméticos en el congelador. Una nevera con un compartimento muy frío también puede servir como congelador, pero la seguridad dicta que deberías evitar un lugar tan público como tu cocina para almacenarla. La luz disminuirá la cantidad de THC y las bolsas de plástico pueden tener fugas o crear humedad. Los envases de plástico y las latas pueden servir para unas pocas semanas pero no deberían ser usados para largo plazo. Con el paso del tiempo, el THC de una planta almacenada en un contenedor que no está cerrado empieza a disminuir dando lugar a un colocón muy flojo. Además, existe el riesgo de que la marihuana se seque y pierda su frescura.

 

 

Grandes cogollos, secados adecuadamente y empaquetados en un envase hermético, sin demasiada exposición a la luz, permanecerán tan frescos como el primer día que los almacenaste durante al menos un año o más. Pero por esas fechas necesitarás esos envases para el nuevo generoso cultivo que estarás a punto de cosechar.