Page content

Enfermedades de la marihuana: Oídio

I love marihuana oidio

Oídio en el Cannabis

El Oídio se produce por una variedad de hongos que da como resultado la aparición de un polvo de color blanco o gris en las hojas. Aquellas especies que también atacan al lúpulo también atacan a las plantas de marihuana. El Oídio puede aparecer tanto en las plantas de interior como en exterior. Antes de que se forme el polvo, se pueden notar pequeños bultos en la parte superior de las hojas afectadas.

Las esporas de moho son transportadas por el viento, los sistemas de ventilación, la ropa, las mascotas y cualquier otra cosa viviente que se mueva. Las esporas de moho permanecerán latentes hasta que los factores ambientales sean propicios para volver a la vida. Niveles de humedad por encima del 55% y temperaturas cálidas junto con la muchedumbre conducen al moho a crecer. Una vez activo, las esporas de Oídio están preparadas para atacar a las plantas jóvenes en primer lugar. Será entonces cuando se extenderán sobre la planta al completo, infectando los tallos y los cogollos junto con las hojas.

El Oídio dificulta la fotosíntesis inutilizando la cosecha de marihuana. Si se deja sin tratar, aparecerán puntos negros en el "polvo". Los cogollos afectados olerán a humedad cuando estén infectados por el Oídio. Este hongo no se puede eliminar de los cogollos. El Oídio volverá a las plantas de cannabis de color amarillo, luego de color marrón y finalmente morirán.

Otra vez más, la prevención es la clave para mantener un cultivo de cannabis sano. Proporciona a las plantas un espacio abundante en el que puedan respirar; plantar muy cerca las unas de las otras aumentará las probabilidades de activar las esporas de moho. Riega las plantas de marihuana en un momento del día en el que reciban al menos cinco horas de luz ya sea natural o artificial. LA instalación de una luz UVC en el sistema de ventilación de las habitaciones de cultivo ayudará a evitar que las esporas errantes ataquen tus plantas.

 

 

En consonancia con la finalidad de esta sección, a continuación se muestran algunas medidas que puedes adoptar para eliminar la amenaza del Oídio el cual tiene un efecto devastador en tus esfuerzos como cultivador de cannabis.

 

  • Prepara una solución de 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana orgánico por litro de agua. Pulveriza la solución sobre las plantas para eliminar y/o prevenir el crecimiento de Oídio.
  • Añade ½ cucharadita de bicarbonato sódico por litro de agua. Pulveriza.
  • Los espráis de aceite de nim, sésamo o pescado sirven para el Oídio y otras muchas enfermedades de hongos.
  • Los espráis de leche han demostrado ser muy eficaces en la eliminación del Oídio. Combina 40% de leche y 60% de agua. La proteína de la leche actúa con el sol creando un antiséptico natural matando, como resultado, al moho. Los espráis de leche deben aplicarse con luz intensa cada diez días como una medida preventiva. Este método puede emplearse para resistir el moho en cualquier planta de jardín.

 

En el caso de que el Oídio aparezca de imprevisto, elimina cualquier hoja infectada con una bolsa de plástico, ciérrala bien y tírala en un recipiente que tenga una tapa que cierre bien. Ten cuidado de no sacudir las esporas en el aire durante este proceso es por eso que se recomienda usar una bolsa de plástico durante el proceso de eliminación. Sigue con un tratamiento fungicida en los tallos de las hojas infectadas que han sido eliminadas. Se puede aplicar cualquiera de los tratamientos preventivos mencionados anteriormente.  Además, es posible que quieras probar cualquiera de los que mostramos a continuación para sanar las áreas con heridas de las plantas de marihuana.

 

  • Espráis de aceite de : canela, ajo, cilantro, clavo, jojoba, semilla de algodón.
  • Aplicaciones que contengan cobre, disponibles en cualquier centro de jardinería.
  • El peróxido de hidrógeno añadido al agua (una cucharada sopera por cada cuatro litros) oxida las paredes celulares del hongo matándolo.
  • El limoneno (aceite extraído de la corteza de los cítricos) mezclado con agua en la medida de una cucharadita por medio litro ofrece propiedades fungicidas y ayudarán en el control pero no en la erradicación.
  • Quemadores de azufre como un medio de control. Permanece fuera de la zona cuando utilices este tratamiento pues puede causar inflamaciones respiratorias en los seres humanos. Sigue las instrucciones y limpia todas las paredes y ventanas una vez terminado para eliminar cualquier residuo.

 

Hasta ahora hemos cubierto los enemigos en forma de bacterias y de hongos de la planta de cannabis que atacan las partes visibles. Sin embargo, la enfermedad también puede atacar el sistema de raíces que es lo que vamos a tratar ahora. Ponte tus botas y vamos a ver más de cerca en que puede afectar a un cultivo que falla.

Todos los organismos vivos necesitan un núcleo fuerte para mantener un estado de salud óptimo. Al igual que los seres humanos necesitan asegurarse un interior sano para nosotros mismos y para nuestras mascotas, necesitamos hacer lo mismo con nuestras plantas, incluso nuestra Mari Juana. Las enfermedades que surgen desde el interior (o por debajo del suelo) son difíciles de detectar debido a que las zonas afectadas no son fácilmente visibles. Como resultado, no siempre somos conscientes del problema hasta que es demasiado tarde. ¿o lo es?  ¿Cuáles son las enfermedades más comunes de las raíces y como podemos reconocerlas, tratarlas o remediarlas?  Vamos a viajar juntos y veamos que es lo que podemos descubrir.