Page content

Enfermedades que afectan al Cannabis: Identificación y control

I love enfermedades de cannabis

Enfermedades que afectan al Cannabis

¡Las plagas no son las únicas infiltradas de los mejor posicionados cultivadores de plantas de cannabis!  Entiéndelo, los mejores planes... ¿de ratones y hombres?  No importa... Nunca viniste aquí por las alusiones, has venido por la información, ¿no es así?  De acuerdo, volviendo al asunto. Las enfermedades y los hongos pueden atacar, también, a tu cultivo. De hecho, muchas de las plagas facilitan y transportan organismos que pueden causar verdaderos estragos en tus esfuerzos de jardinería.

Las enfermedades transportan plagas, como se ha comentado anteriormente, estas pueden frustrar tus mejores esfuerzos en distintas etapas del crecimiento, dependiendo de la zona preferida de tus plantas y su fase particularmente vulnerable de la vida. Algunas se alimentan de las jóvenes y débiles, otras prefieren anfitriones más formidables.

Las enfermedades de las plantas se dividen en dos categorías: hongos y bacterias. Cuando la enfermedad aparece la planta al completo esta normalmente infectada y puede propagarla si no recibe tratamiento. El control más efectivo es la prevención pero, como se sabe, algunas veces las dosis extra de cuidados y mimos pueden ser inefectivas ante un ataque furtivo.

Los virus de tipo fúngico son el resultado de una humedad alta, unas condiciones de crecimiento muy húmedas y/o un nivel de acidez impropio. La luz también puede ser un factor dependiendo de tu método de cultivo. Los sistemas hidropónicos se prestan ellos mismos para el crecimiento de hongos debido a la luz reflejada en el agua, creando las condiciones ideales para la invasión de hongos.

 

 

Las esporas de hongos pueden ser transportadas al cultivo de marihuana de interior por las corrientes de aire. Mantener un nivel alto del sistema de filtración del aire recogerá muchas esporas antes de que puedan llegar a tus plantas. Se recomienda usar un filtro de aire con un alto MERV (Valor Mínimo de Eficiencia Reportada de las siglas en inglés). Cuanto más elevado sea el número, más efectivo será cogiendo y capturando los patógenos y los insectos que transportan los hongos microscópicos.

Una bombilla UVC (germicida) puede emplazarse también en el sistema de filtración del aire para proteger aún más si cabe tu área de crecimiento de marihuana de interior. Las lámparas germicidas emiten una luz que es perjudicial para los micro-organismos. Convendría que reforzaras el sistema de filtración del aire con este mecanismo cuando se cultiven plantas en interior.

Por otra parte, las bacterias tienden a atacar cuando los niveles de oxígeno presentes son bajos. A diferencia de los virus las bacterias pueden sobrevivir a temperaturas extremas y en presencia de productos químicos. Se forman en los espacios entre las células produciendo toxinas que dañan las células de la planta. Las bacterias se propagan por la lluvia, por el viento y los insectos. Pueden ser transportadas por los seres humanos y las mascotas. Las herramientas de jardín no esterilizadas pueden ser también medios de transporte.

Las bacterias son unos atacantes muy pacientes. Necesitan una herida abierta para poder hacer su daño. Si se extienden a una planta sana permanecerán en estado latente hasta que encuentren un anfitrión adecuado. La prevención es la clave para mantener el cannabis sano.

Sin embargo, los mejores planes de ratones y hombres pueden resultar todavía en la aparición de enfermedades. Vamos a echar un vistazo a la más comunes en los próximos artículos.