Page content

Fertilizantes - Qué Come Una Planta de Marihuana

I love marihuana fertilizante

Marihuana: Fertilizantes y Nutrientes

Escoger el fertilizante adecuado puede marcar la diferencia entre una planta que esta meramente "sobreviviendo" y una planta que verdaderamente está "floreciendo". Antes de que empieces a cultivar marihuana, querrás saber que es lo que necesitará tu planta durante su ciclo vital y cómo comprar (o crear) tus propios suministros de alimento para plantas. Los fertilizantes, generalmente, son un elemento que se pueden introducir en el suelo, en el agua o en la propia planta y que estimularán el crecimiento de la planta sana más allá de lo que debería ser sin ayuda del fertilizante. Al igual que un atleta necesita de una dieta apropiada para logar los mejores resultados, esto es lo que requiere una planta cultivada en la medida de logar el crecimiento máximo.

Existen muchos tipos y formas de fertilizantes, pero el único que funciona mejor es aquel que realza de manera más efectiva la salud o los nutrientes que la planta más necesita en un momento determinado. Por ahora, para nuestros propósitos, olvídate de los sofisticados y generalmente caros analizadores de tierra y de agua; puedes hacerlo muy bien usando solamente un par de fundamentos demostrados y unos simples productos de cultivo que ya poseas.

 

Qué Come La Planta De Cannabis

Los tres elementos principales que necesitan las plantas de marihuana son nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Estos tres elementos se necesitan para fortalecer el crecimiento de las raíces, vigorizar el follaje y para obtener unas flores exuberantes con una gran cosecha. La tierra comercializada para macetas ya viene mezclada con un ratio balanceado de N P K el cual mantendrá a la planta durante dos o tres semanas. A medida que una planta crece a lo alto y a lo ancho, necesita más nutrientes.

Una vez que hayas alcanzado la fase vegetativa o follaje un buen suplemento "20-20-20" es normalmente el adecuado para mantener el ritmo de crecimiento correcto y el desarrollo; esa designación presenta el porcentaje de nitrógeno, fósforo y potasio que contiene la tierra para macetas cuando se manufactura. Los cultivadores de interior diluyen esta fórmula a la mitad o a un cuarto de su potencia ya que la marihuana en un ambiente cerrado no tolera demasiado bien toda la fuerza de los nutrientes alimenticios y puede darse el caso de producirse la pérdida de hojas asociada por el shock temporal en el sistema. Las soluciones diluidas del 20% de N P K son probablemente mejor administradas dos veces por semana aunque algunos cultivadores alimentan sus plantas en cada riego. Las plantas de marihuana en exterior no son tan melindrosas quizás porque tienen mayor libertad a la hora de expandir sus raíces o de respirar aire fresco natural.

 

La Ciencia Que Existe Detrás De Los Alimentos

Al igual que ocurre en las personas y en los animales, todos los nutrientes que se citan aquí trabajan en conjunto para mantener un crecimiento y desarrollo saludables, y cada uno de ellos puede ser crítico. Las plantas pueden crecer de forma pobre, negarse a crecer por todos los medios o incluso pueden morir si se les priva de cualquiera de estos nutrientes porque algunos son simbióticos en su habilidad por ser metabolizados como alimentos. Si la privación es aguda, la planta puede llegar a un "bloqueo nutricional", un fenómeno en el que la carencia de un único elemento necesario inhabilita la capacidad de la planta de absorber alguno o todos de los demás elementos nutritivos. Cuando decidas que fertilizante vas a utilizar presta atención a los ingredientes que aparezcan en las etiquetas del envase. No es necesario que comprendas la biociencia exacta que radica detrás de las cifras de cada producto en sus ingredientes químicos pero si conoces que elementos debes buscar tendrás una mayor probabilidad de saciar el apetito de tus hambrientas plantas.

- En la etapa de floración, se necesita un incremento en la cantidad de fósforo para estimular la producción de las flores y de los cogollos y para fomentar la máxima cosecha. El fósforo por sí mismo, o en un mayor cantidad, en un ratio descompensado del 10-30-10 (10% de nitrógeno, 30% de fósforo y 10% de potasio) es el mezcla de alimentación que más favorece en esta fase.

- Los alimentos secundarios que son necesarios para alcanzar el máximo crecimiento y la mayor fuerza incluyen: calcio (Ca), azufre (S) y magnesio (Mg). Estos elementos nutricionales aseguraran que la fotosíntesis de la planta esté en su máximo rendimiento, induciendo un rápido desarrollo y un crecimiento fuerte.

- Localiza los minerales que una planta necesita, estos incluyen: boro (B), cobre (Cu), molibdeno (Mo), zinc (Zn), hierro (Fe) y manganeso (Mn). Sólo se requieren pequeñas cantidades de estos elementos pero son partes esenciales para la fórmula de la salud total.

Los problemas de salud que pueden experimentar tus plantas como resultado de la necesidad de nutrientes son fáciles de solucionar con casi cualquier producto alimenticio genérico para plantas que ya dispongas pero debes actuar de forma rápida. Aparte de la necesidad de traer de vuelta una planta a un verde sano, piensa en términos de crecimiento perdido; una planta sana a mediados de julio normalmente poseerá entre el medio metro y el metro de altura y antes de la época de cosecha en octubre o noviembre tendrá un metro y medio o más de altura. Incluso en un caso leve de malnutrición de la planta puede suponer una pérdida de dos semanas de crecimiento potencial, por lo que es importante mantener una planta lo más sana que se pueda durante toda su etapa de crecimiento.