Page content

Información General Sobre los Sistemas Hidropónicos en la Marihuana

I love marihuana hidropónico

Sistemas hidropónicos para la marihuana

Mientras que estés considerando que tipo de sistema de crecimiento fijo vas a utilizar, vas a oír hablar muchas veces sobre los hidro y los hidropónicos. El término "hidropónico" (del griego hydro=agua y ponos=trabajo) hace referencia a un método específico de metabolismo donde una planta absorbe todos los nutrientes a través de un medio sin suelo. Esto no significa necesariamente que todas las plantas hidropónicas crezcan en un vaso de agua. En los últimos 20 años, avances en hidro-tecnología han permitido a los cultivadores crear lechos de cultivo hechos de cualquier material, desde recipientes de plástico hasta bloques de aislamiento con lana de roca.

 

Con el fin de florecer una planta de marihuana sólo necesita: agua, luz, oxígeno, nutrientes y dióxido de carbono. Echar una semilla en una maceta de tierra es el método comprobado de satisfacer estas demandas pero esto no quiere decir que sea necesariamente el método más eficiente. El principio que radica detrás del cultivo hidropónico es la idea de que una planta que no tiene que gastar energía buscando nutrientes en la tierra, empleará en su lugar dicha energía en la producción de hojas y en los frutos. En lugar de depender de los fertilizantes para asegurar que las plantas tienen los nutrientes que necesitan para florecer en una parcela de suelo, los cultivadores hidropónicos crean "soluciones con nutrientes" que se aplican directamente a las raíces.

Como las plantas de marihuana pueden usar los nutrientes tan pronto estos puedan ser absorbidos; el cannabis suele crecer extremadamente rápido en los jardines sin suelo. Dicho esto, los sistemas hidropónicos requieren un alto nivel de investigación, mantenimiento y en general inversión. Además, los errores cometidos mientras intentas aprender como funciona tu sistema pueden ser más incorregibles.

Personalmente, creo que la mejor forma de ser un sencillo cultivador autosuficiente es volver a los orígenes, es decir, coge tus semillas y prepárate para ensuciarte las manos. Sin embargo, tu manual no estaría completo sin una sección sobre "cómo cultivar" en jardines hidropónicos. A continuación, se muestra una breve descripción de los distintos métodos para los cultivos hidropónicos. Antes de que te decidas a crear un sistema sin suelo, investiga en tus proveedores locales para asegurarte de que tienes los recursos y el espacio necesario para montar un sistema hidro.

 

Cinco sistemas sin suelo

Por norma general, los sistemas hidropónicos usan, realmente, menos agua que los sistemas basados en suelo. Sin embargo, si vas a configurar un sistema hidro vas a tener que sufragar todos los costes que conlleva la creación de un sistema de crecimiento en interior. Además, puede que te encuentres gastando más dinero en fertilizantes y medios de crecimiento. Las soluciones de nutrientes mezclados serán también un gasto adicional pero completamente justificable. Por suerte, el hobby de la hidroponía ha crecido en los últimos diez años y numerosos vendedores en línea pueden ofrecer precios competitivos para cualquier cosa, desde suministros hasta el sistema sin suelo al completo. Sin embargo, antes de gastarte el dinero, querrás tener un vocabulario básico en hidroponía para poder comprar de forma inteligente.

 

-Cultura del Agua Profunda (DWC)

Este es uno de los sistemas más fáciles de construir y de mantener. La inversión es mínima y la regla general es de una unidad por planta. En su forma más básica un DWC consta de tres partes. La primera pieza es un depósito de luz estanco donde se almacena la solución nutritiva (protegerla de la luz asegura que ni algas ni otras impurezas puedan crecer en ella ni pueda contaminarse). La segunda sección es generalmente un pequeño recipiente o malla con un medio de crecimiento (lana de roca, perlite, etc.) el cual cuelga por encima de la solución nutritiva. Piensa en un cubo de casi 20 litros con una cesta llena de perlite suspendida desde un agujero en la tapa. Es vital que la segunda pieza esté hecha con un material poroso o malla de forma que las raíces puedan crecer hacia la solución nutritiva sin enredarse en ella. La parte final del DWC es un "difusor" emplazado en la propia solución nutritiva. Los "difusores" se pueden encontrar en cualquier tienda de mascotas cerca de la sección de acuarios. Usado en las peceras, los difusores liberan oxígeno de forma natural en cualquier solución acuosa.

Los sistemas DWC son hidropónicos en su forma más básica. La ventaja es una fuente rica y de fácil acceso a los nutrientes para las plantas. Pero los peligros se hacen presentes cuando una fuente de agua permanece estancada. Mantén un ojo abierto ante posibles raíces podridas o parásitos que puedan prosperar en los nutrientes de agua enriquecida. Asegúrate de que cada recipiente esta sellado para evitar el crecimiento de algas.

 

-Alimentación Superior

Similar al DWC, los sistemas hidro de alimentación superior son bastante fáciles de instalar y de mantener. Como en los DWC, encontramos debajo de un recipiente poroso que sostiene la planta un depósito con la solución nutritiva. La planta debería crecer en un medio sin suelo y una manguera debería colocarse en la base del tallo. Esta manguera está conectada por medio de una bomba a la solución nutritiva. Varias veces al día, un temporizador activa la bomba y la solución se descarga sobre el sistema de raíces. Al mismo tiempo, cualquier cosa que no se absorba es recogida de nuevo por el depósito conforme se drena por el sistema poroso y sin tierra. Piense en ello como una fuente para la planta de tu maceta. La ventaja de los sistemas de alimentación superior es que son fáciles de mantener y confiables. Tienes la opción de crear una unidad por planta o de comprar grandes macetas para alojar varias plantas pequeñas al mismo tiempo. Sin embargo, tu inversión inicial va a ser un poco mayor que de trabajar con un sencillo sistema DWC y en el caso de que tu bomba se rompa, tienes que reaccionar con bastante rapidez para asegurarte de que las raíces no se sequen y mueran.

 

Ebb and Flow (Flujo y reflujo)/ Flood and Drain (Inundación y drenaje)

El nombre lo dice todo, los sistemas de flujo y reflujo implican empapar las raíces de las plantas en una solución nutritiva por un período de tiempo determinado, drenar las raíces y, luego repetir el proceso varias veces al día. La mayoría de los sistemas incluyen una mesa estanca o lecho de plantas que mantienen varias plantas grandes creciendo fuera de los bloques de lana de roca (o algún otro medio sin suelo). Al igual que el sistema de alimentación superior, el sistema de flujo y reflujo ofrece la ventaja de no tratar con el agua estancada (lo cual puede llevar a la podredumbre de las raíces, infestaciones parasitarias, etc.) Las desventajas vienen por una inversión mayor y la exposición por múltiples plantas. Los sistemas de flujo y reflujo están construidos para albergar más de una planta al mismo tiempo. Si la solución necesita un retoque o si un parásito se introduce en el agua, perderás múltiples plantas en lugar de una sola.

 

Técnica de lámina de nutrientes o flujo de nutrientes (NFT)

Efectiva, pero necesita supervisión. Los sistemas hidropónicos NFT usan esterillas absorbentes como medio para conectar las raíces con la solución nutritiva. La mayoría de las plantas NFT brotan con normalidad pero luego los plantones son suspendidos para que las raíces entren en una cámara de crecimiento la cual existe como una capa entre el depósito de la solución y las plantas que brotan. La parte inferior de la cámara de crecimiento está alineada con esterillas absorbentes las cuales están cubiertas en un flujo constante de solución nutritiva por una bomba conectada al depósito que se encuentra a continuación. Estas alfombrillas son la clave de este sistema, y es una excelente herramienta de crecimiento para mantener a mano incluso si tú no estas cultivando con un sistema hidropónico. Las esterillas absorbentes están hechas de un material extremadamente poroso el cual absorbe el agua rápidamente pero disipa el líquido a un ritmo mucho más lento y constante. La ventaja del sistema NFT es que la exposición de las raíces al líquido está regulada (evitando el ahogamiento) pero de forma continuada permitiendo el acceso a la solución nutritiva durante las 24 horas al día los 7 días de la semana. Desgraciadamente, con más componentes para mantener y equipo que comprar, los sistemas NFT requieren, además, una inversión mayor de tiempo y de dedicación por parte de los cultivadores.

 

-Aeroponia y Nebulización

La aeroponia y la nebulización pueden dar como resultado unos cultivos increíbles pero estos resultados requieren mucho tiempo, esfuerzo y experiencia. La mayoría de las configuraciones de sistemas aeropónicos dependen de un entorno que mantenga cerca del 100% la humedad en todo momento. Las plantas son germinadas y suspendidas en medios sin suelo (recipientes con lana de roca o bolas de arcilla expandida). Luego, a medida que crecen las raíces se les permite que cuelguen hacia abajo. La solución nutritiva se rocía directamente en las raíces por un sistema de pulverización que está configurado y programado. La clave de este sistema es que todo por debajo del tallo (por ejemplo todo lo que normalmente no crecería por encima del suelo) cuelga en un ambiente cerrado donde la solución nutritiva reposa y donde el sistema de nebulización tiene acceso directo a las raíces.

Los vaporizadores extraen la humedad enriquecida desde el depósito y todo aquello que no es absorbido por las raíces puede circular en el entorno artificial. Los problemas surgen cuando las raíces que crecen se apiñan de forma rápida con las raíces pequeñas resultantes de la distribución irregular. Además, los sistemas autosuficientes de pulverización no son baratos y se pueden estropear con facilidad. Las sales acumuladas de la solución nutritiva pueden causar problemas con las boquillas. Si algo funciona mal deberás abrir toda la unidad por lo que correrás el riesgo de secar tus plantas. En general, los aeropónicos son sistemas excepcionales, tanto la NASA como Disney los emplean para cultivar suministros alimentarios, pero puede no ser necesariamente lo mejor para un pequeño cultivador cuyo objetivo es crear un suministro personal de maría.

 

Solución Nutritiva

El mayor desafío en la agricultura hidropónica es decidir como vas a entregar los nutrientes al cultivo. Por suerte, los requisitos de la marihuana no varían aunque cultives en suelo, arena o una solución. En líneas generales, hacer una solución nutritiva es bastante sencillo, la mayoría de los proveedores de productos hidropónicos venden las soluciones ya mezcladas y sólo requieren agua. Sin embargo, desde que estas trabajando de forma directa con la absorción de la raíz, vas a tener que prestar más atención al balance de pH de tu solución que en el caso de hacerlo en tierra.

Debido a que tu marihuana crecerá más rápido en un sistema hidro, las consecuencias de un desequilibrio en la solución se desarrollarán mucho más rápido que de hacerlo al estar trabajando con la tierra. A la maría le gusta crecer en medios ligeramente ácidos. Vas a querer comprobar los niveles del agua y luego querrás comprobar diariamente la solución mezclada; especialmente antes de aplicarla al cultivo. La mayoría de los cultivadores recomiendan mantener el pH entre 5.5 y 6.8; encontrándose el punto ideal en alguna parte en torno a 6.15. Si encuentras tu solución demasiado ácida o demasiado básica puedes comprar productos específicamente diseñados para aumentar o disminuir los niveles de pH del alimento de tus plantas sin causar efectos secundarios no deseados.

- Más investigación

El cultivo hidropónico requiere un sistema de mantenimiento importante y casi una disponibilidad constante (en caso de que algo funcione mal). Antes de decidirte a invertir, hazte varias preguntas para saber si es el sistema que más te conviene:
- ¿Tienes el espacio para una habitación de cultivo que requiere un flujo constante de agua?

- ¿Estás dispuesto a pagar facturas eléctricas por las lámparas de crecimiento, por el agua caliente y por el equipo (temporizadores, bombas, etc.)?

- ¿Tienes proveedores cercanos de los que puedas reabastecerte si algo va mal o dependes de las compras hechas por internet?

- ¿Estás dispuesto a llevar un seguimiento diario detallado (balance del pH, niveles de agua, desequilibrios nutricionales, etc.)?

- ¿Cuánta investigación has llevado a cabo en el sistema específico que has escogido para trabajar? ¿Hay fuentes a las que puedas acudir para solucionar los problemas o por si algo sale mal?

En el pasado, la mayoría de los cultivos hidropónicos eran viables comercialmente. Elaborados sistemas eran configurados y mantenidos con el fin de producir grandes cultivos que podían ser cosechados y vendidos con fines lucrativos. Sin embargo, en los últimos diez años la hidroponía se ha convertido en un hobby deportivo para los jardineros quienes cultivan de todo, desde maría hasta tomates y hierbas. Se pueden comprar kits hidropónicos completos para el cultivador individual en casi cualquier gran empresa de suministros de jardinería de España. Si nunca antes has cultivado, la tierra será la mejor forma de aprender los entresijos del cultivo de la marihuana. Si ya has cultivado antes unas pocas plantas y te sientes con la suficiente confianza, entonces la hidroponía puede ser la mejor opción para tu jardín.