Page content

La Importancia Del Sol - Marihuana Exterior

I love marihuana el sol

La marihuana y el sol

Existe un elemento primitivo para el cultivo de marihuana en exterior al que terminas volviendo por ser la forma más fácil para medir el tiempo: el sol. La cantidad de luz que tu cultivo de cannabis ha estado recibiendo ha sido el motor de crecimiento durante la larga estación de crecimiento. Al terminar el verano, es importante mirar el sol y controlar otra vez cuanta cantidad de luz están recibiendo tus plantas.

En la mayoría de las altitudes, sus plantas de marihuana recibirán, tirando al alza, unas 14 horas de luz durante el pico de la estación de crecimiento en verano. A medida que se aproxime septiembre, la cantidad de luz decrecerá considerablemente. Sólo en el mes de septiembre se pierden unos 90 minutos de luz solar. Las plantas de marihuana notarán este cambio e incremento de la oscuridad como una señal para empezar la floración (las plantas de marihuana maduras).

 

 

Recuerda que durante el proceso de selección sexual variar la luz tenía el efecto de forzar a las plantas maduras a florecer. Esto es precisamente lo que la naturaleza hace ya que la rotación de la tierra reduce las horas de luz al día. Una vez que esto ocurre entre las 12 y las 13 horas es sólo una cuestión de días que la floración ocurra en las plantas maduras. El mecanismo que determina el día de la noche es muy sensible y puede ser influenciado por luces artificiales. Esta es la razón por la que las zonas de cultivo no deben estar situadas cerca de la calle o de otra luz eléctrica. La noche debe significar oscuridad, la cual sucede de forma natural como los cambios de estación. Por lo tanto, es necesario cultivar cannabis en un entorno en el que los cambios de estación estén bien diferenciados. Créeme, si decides cultivar, el otoño se convertirá en tu estación preferida.