Page content

La Poda - Marihuana Exterior

I love marihuana podar

Poda de marihuana

Existen muchas razones para podar una planta, pero ninguna de ellas es absolutamente necesaria para la salud o la supervivencia de la planta. Si no podas, esto no disminuirá ni el tamaño o la cosecha de tus plantas y la poda no es esencial para cultivar plantas de gran calidad; sin embargo, algunas razas responden bien a la poda y algunas veces producen mayores cosechas por lo que se recomienda experimentar.

Algunas de las razones para podar son reducir la detención por la limitación del tamaño de la planta, aumentar la producción de flores, o simplemente tener algunos cogollos sueltos (sobre todo) antes de la fecha actual de cosecha. El espacio es un factor clave en la decisión de podar las plantas ya que crecer demasiado juntas provocará que estas se dispersen en un intento de alcanzar la luz del sol. Esto puede conducir a un gran espacio vació en las ramas principales y largos tallos con grandes internódulos (el espacio entre dos regiones con nódulos) dando como resultado una zona vacía donde las plantas no han producido ningún cogollo.

Los primeros meses de cultivo en exterior son de julio a agosto por lo que esos serán los más activos en términos de riego y la poda. La decisión de podar es sólo tuya pero hay ciertas cosas de las que debes tener cuidado incluyendo algunas otras que nunca deberías hacer.

 

Cosas que deben hacerse al podar
En la medida de crear plantas más pequeñas y densas, algunos cultivadores empezarán a podar tan pronto como la planta alcance los sesenta centímetros de altura. Utilizando el pulgar y el índice, un cultivador debería pellizcar el diminuto brote creciente en la punta de la rama principal o tallo. Lo mismo se puede hacer bien utilizando unas tijeras de podar o unas tijeras muy afiladas. Esto obliga a la planta a ramificar al exterior, creando muchas ramas fuertes capaces de producir grandes flores. Esto es especialmente útil si necesitas limitar la altura de tus plantas por el motivo que sea.

Los cultivadores avispados también podarán si la planta está creciendo hacia arriba con largos espacios vacíos en los que ninguna rama esta creciendo. Podar hacia arriba obliga a la planta a enfocar su energía en una dirección diferente, hacia el exterior.

 

Cosas que no deben hacerse al podar
La poda es algo sencillo y los cultivadores ordinarios la utilizan para promover pautas de crecimiento en las plantas todo el tiempo. Sin embargo hay ciertas cosas que deberían evitarse.

La poda severa realizada a finales de temporada, en septiembre, por ejemplo, reducirá la producción pues habrá menos ramas capaces de desarrollar flores y la planta centrará su energía en el desarrollo de hojas y ramas en vez de la floración. Una poda severa consiste en podar treinta centímetros o más de la parte superior de tu planta o en eliminar un largo tallo. La planta no morirá pero ya que lo producción ha sido drásticamente reducida notarás dolor. En vez de eso, practica con constancia podas pequeñas pues lograrán el patrón de crecimiento que deseas y evitarán la necesidad de tomar medidas tan drásticas cuando esté más avanzada la temporada.

Otra cosa a evitar es eliminar muchas de las hojas largas u hojas de abanico. A pesar de que puede parecer que se limita el sol que baña a los cogollos a causa de la superficie de las hojas, estas hojas grandes reciben un montón de luz del sol que luego se convertirá en azúcar y en energía, lo que ayudará a la planta a crecer con fuerza a principios de la temporada y a producir flores fuertes y completas a finales de la temporada.

Finalmente, cuando pode, asegúrese de podar en días soleados pues le permite a la planta curarse al usar el sol como un tipo de desinfectante. La poda imita el efecto de los animales, u ocasionalmente insectos predadores, que tendría la planta, por lo cual se podría considerar algo natural y no como una cosa mala. Sin embargo, la marihuana crece de forma natural sin circunstancias extenuantes, como la detención, haciendo de ello que no sea necesario ninguna poda para tener una gran producción.