Page content

Lidiar Con Los Test De Drogas

I love marijuana drug testing

Test de drogas: marihuana

Para los pacientes de marihuana terapéutica, los test de drogas pueden ser uno de los problemas más molestos que pueden encontrarse. Las pruebas de orina se han convertido en algo rutinario en los puestos de trabajo en Estados Unidos desde hace unos años. También se está utilizando como prueba ante la conducción en condiciones no normales en diversos estados pero no hay una justificación científica de peso detrás de dicha práctica.

El test más usado y objetable para probar la presencia de drogas es el análisis de orina. Desafortunadamente, los test de orina son particularmente muy sensibles a la marihuana porque su presencia se puede detectar durante días o semanas tras su consumo. La heroína, la metanfetamina, la cocaína e incluso el alcohol tienen un rango de detección mucho menor que la marihuana. De hecho, el alcohol se detecta con dificultad y raramente se busca en los programas de drogas en los puestos de trabajo.

Los análisis de orina no detectan si alguien está bajo la influencia de la marihuana. Principalmente esto se debe porque no miden el THC sino que en lugar de ello miden los metabolitos de los cannabinoides psicoactivos que se crean en el hígado y que permanecen en el sistema mucho después de que los efectos del THC hayan desaparecido por completo. Estas pruebas detectan una sustancia denominada THCCOOH (11-carboxi-THC o 9-carboxi-THC). Aunque algunas veces se refiere como un ácido, no debería confundirse con el THC ácido, un precursor del THC que se encuentra en la planta.

El THCCOOH no es psicoactivo, pero algunas pruebas sugieren que podría tener propiedades analgésicas y antiinflamatorias (Burnstein). Los niveles de THCCOOH se acumulan constantemente en la orina durante las primeras horas después de haber fumado. Entonces disminuyen de forma gradual durante un período de días para los consumidores ocasionales. Los fumadores frecuentes deberían tener en cuenta que el THCCOOH permanecerá en sus sistemas durante un par de semanas debido a que los cannabinoides y los metabolitos se acumulan en la grasa del cuerpo con el tiempo. No hay una evidencia clara que correlacione los niveles de THCCOOH en la orina con el estado actual de intoxicación. La presencia de THCCOOH (y de otros metabolitos) se limita a indicar que hay una degradación metabólica sustancial que ya ha empezado en el cuerpo.

A causa de esto, los análisis de orina son prácticamente incapaces de hacer una distinción entre el consumidor ocasional, quien lo hace los fines de semana, el que lo hace en el puesto de trabajo o quien lo hace por discapacidad. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos incluso admite que "un test positivo, incluso cuando se confirma... no indica abuso o adicción, inmediatez, frecuencia, cantidad de uso o detrimento." (DOJ). A pesar de esto, el predominio de la poca fiabilidad de los análisis de orina no ha disminuido.

Todo esto se ve agravado por el hecho de que los consumidores de marihuana, frecuentes y no frecuentes, metabolizan el THC de la misma forma, un hecho que puede dar lugar a muchas interpretaciones erróneas. Otro hecho que se pasa por alto con frecuencia es que la mayoría del THC absorbido se descarga por medio de las heces. De hecho, solo alrededor del 33 por ciento del THC se elimina por medio de la orina. Afortunadamente, las empresas de test de drogas no han encontrado que valga la pena promover el análisis de heces.

Robert

Do you want to learn more about growing marijuana?

Let me give you my Marijuana Grow Bible! Just tell me where to send it.
You will get the detailed Plant Care Guide as a bonus. All for free.
[grwebform url="http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=680898&u=SugX" css="on"]