Page content

La Marihuana En El Cuerpo Humano

I love marijuana in the body

A principios de la década de los noventa, los investigadores descubrieron que los cannabinoides se asemejan a una sustancia química que se produce de forma natural en el cerebro humano y que los efectos de la marihuana son producidos en realidad por mecanismos biológicos por una sustancia química natural. El Dr. William Devane encontró esta sustancia química ("anandamida") en 1992. El colega de Devane, el Dr. Raphael Mechoulam, le puso el nombre de "anandamida" por su similitud etimológica con la palabra en sánscrito para "felicidad".

En el sistema cerebral y nervioso, se encuentran diferentes estructuras de mecanismos biológicos conocidos como sistemas receptores. Los receptores son sitios que solo reaccionan a sustancias químicas específicas y que producen reacciones concretas. Estas sustancias químicas se llaman neurotransmisores y producen reacciones en cadena a través de varias redes en el sistema cerebral y nervioso para facilitar la comunicación entre dichas redes. En su mayor parte, las drogas producen sus efectos mediante el bloqueo o la activación de estos sistemas específicos. Por ejemplo, los barbitúricos tienen efecto únicamente en los canales de iones de cloruro que incrementan la actividad de un neurotransmisor denominado GABA. El incremento de la actividad de GABA tiene un marcado efecto sedante. Las benzodiazepinas, como el Valium, tienen un efecto específico sobre los receptores los cuales incrementan la actividad GABA.

Antes del descubrimiento de un sistema receptor de cannabinoides al principio de los noventa, algunos científicos plantearon la hipótesis de que la marihuana producía sus efectos deseados a través de la acción única de los barbitúricos. El efecto tiende únicamente a ser más amplio y más peligroso que los efectos que se producen directamente en el lugar de los receptores.

De hecho, los efectos de la marihuana son producidos por un sistema receptor de cannabinoides que consta al menos de dos tipos de receptores cannabinoides: CB1 y CB2. Los receptores CB1 se encuentran en su mayoría en el cerebro y en gran parte en el hipocampo y en la corteza cerebral los cuales son responsables de la memoria y la cognición. Los receptores CB2 se encuentran generalmente en los brazos y las piernas y en los tejidos del sistema inmunológico (por ejemplo, los glóbulos blancos y en el bazo). Su concentración en los tejidos del cuerpo alejadas del cerebro les otorgó la clasificación de receptores "periféricos". Los efectos psicoactivos de la marihuana se producen como resultado de la acción sobre los receptores CB1. Por otra parte, los receptores CB2, pueden estar involucrados en otros efectos puramente "medicinales" como la acción antiinflamatoria.

Algunas acciones biológicas están relacionadas con los receptores de cannabinoides los cuales incluyen efectos en la memoria, la cognición, la función locomotora, dolor, acciones endocrinas y otras funciones y cambios biológicos. También está implicado en la reducción de la temperatura corporal, cambios en la frecuencia cardíaca, supresión de nauseas y vómitos y una disminución en la presión intraocular (del ojo). Los científicos son conscientes de alguna forma en cómo funcionan los receptores CB1 pero, básicamente, desconocen por completo como las neuronas cannabinoceptvas interactúan con otros sistemas neuronales. En realidad, los receptores CB2 fueron descubiertos posteriormente que los CB1 y se conoce mucho menos sobre los CB2 que de los CB1.

Por supuesto, el sistema receptor de cannabinoides en el cuerpo humano no se desarrolló como una respuesta a la marihuana. Inmediatamente después de descubrir los receptores CB1 y CB2, los investigadores sabían que los cannabinoides ya debían existir en el cuerpo humano para reaccionar con estos receptores. Los neurotransmisores internos relacionados con los cannabinoides se denominan endocannabinoides.

El endocannabinoide principal se denomina anandamida que es una palabra del sánscrito que significa "felicidad".  La anandamida se deteriora mucho más rápido que el THC y también parece interactuar menos potentemente con el receptor CB1. La anandamida y sus receptores se encuentran en el cerebro de los los mamíferos junto con el de otros muchos otros animales y se cree que han evolucionado a lo largo de un proceso de cientos de millones de años. Otro endocannabinoide denominado 2-AG (2-araquidonilglicerol) se encontró después del descubrimiento de la anandamida y muchos científicos creen que podría haber otros.

Nuevos estudios sugieren que los cannabinoides endógenos transmiten las señales al revés. Las señales nerviosas se transmiten de manera normal en una dirección de la sinapsis a las neuronas pero, los cannabinoides funcionan de una forma retrógrada al enviar las señales de las neuronas de regreso a la sinapsis.

Comprender cómo funciona el sistema de endocannabinoides se encuentra en su etapa inicial. Varios estudios en animales sugieren que desempeña un papel clave en la regulación de: inmunidad, inflamación, neurotoxicidad, traumas, presión sanguínea, temperatura corporal, apetito, función gastrointestinal, analgesia, glaucoma, epilepsia, depresión, ansiedad e incluso la formación de huesos. El Dr. Robert Melamede ha indicado que la función del sistema endocannabinoide es virtualmente "homeostático" o que tiende a restablecer el equilibrio. Los endocannabinoides pueden, generalmente, ajustar las respuestas biológicas al alza o a la baja en la medida de mantener un buen estado y una función efectiva. Esto también funciona como una buena metáfora de los efectos terapéuticos de la marihuana.

Como se mencionaba anteriormente, el uso excesivo de la marihuana durante un período prolongado de tiempo puede producir una cierta tolerancia a la droga en algunos pacientes. La tolerancia se desarrolla por la exposición constante a cantidades considerables de cannabinoides. Como respuesta, el cerebro disminuirá el numero de lugares receptores disponibles para combinar los cannabinoides y producir el efecto deseado. Los lugares de receptores volverán a un nivel normal una vez que termine la exposición intensa.

 

Robert

Do you want to learn more about growing marijuana?

Let me give you my Marijuana Grow Bible! Just tell me where to send it.
You will get the detailed Plant Care Guide as a bonus. All for free.
[grwebform url="http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=680898&u=SugX" css="on"]