Page content

Marihuana Terapéutica Y Hepatitis C

I love marijuana hepatitis c

Hepatitis C

Muchos pacientes usan la marihuana para luchar contra el apetito y la pérdida de peso relacionadas con la hepatitis C. La hepatitis C es una infección hepática que se transmite a través del torrente sanguíneo y que se encuentra frecuentemente entre consumidores de drogas intravenosas. La hepatitis C destruirá gradualmente el hígado de la persona lo que hace que el consumo de alcohol sea una terrible idea. Por supuesto, también se recomienda terminantemente el evitar el consumo de drogas ilegales debido a la relación que tiene la enfermedad con el uso de drogas. En cualquier caso, la marihuana podría resultar útil en el tratamiento de la hepatitis C. Obviamente, la marihuana no se consume por vía intravenosa y además no promueve infecciones en la sangre. También se ha informado de que los antiguos consumidores de drogas deberían mantenerse alejados del alcohol y de drogas más peligrosas como la heroína o la cocaína.

Independientemente a esto, el consumo de marihuana para combatir la hepatitis C sigue siendo un punto de controversia. Los pacientes que forman parte de un programa de transplante de hígado se ven sometidos con frecuencia a análisis de orina para asegurar que están “limpios”. Por supuesto, la marihuana saldrá reflejada en los análisis tanto si cuenta con permiso para consumirla. Se sabe que algunos pacientes de hepatitis C tuvieron que dejar el programa de trasplante de hígado porque “fallaron” en el análisis de orina al dar positivo.

Los tradicionalistas defendían que esta discriminación era injustificable en base a la suposición de que los consumidores de marihuana, al igual que los consumidores de alcohol u otras drogas, tenían peores pronósticos para sobrevivir en función a su enfermedad hepática. Por el contrario, unos pocos estudios recientes han sugerido que existe una correlación entre el consumo de marihuana diario y la fibrosis del hígado en los pacientes de hepatitis C (Ishisa and Hezode). Sin embargo, los estudios no fueron diseñados para revelar casualidad y, por tanto, deberían reflejar una inclinación en los pacientes con fibrosis de consumir más cannabis.

Siendo más convincentes, un estudio realizado por investigadores de la universidad de California en San Francisco y el centro sobre abusos de sustancias de Oakland encontraron que el consumo de marihuana ha mejorado de manera dramática la efectividad del tratamiento de la hepatitis C (Sylvestre). El estudio se realizó en 71 pacientes los cuales tomaban dos medicamentos antivirales (Ribavarin e Interferon) con efectos secundarios graves como náuseas, pérdida del apetito, fatiga y depresión. El régimen de medicamentos era tan intenso y extenuante que muchos de los pacientes abandonaron el estudio. Después de 6 meses, el 86% de los pacientes que consumían marihuana de forma diaria habían completado con éxito el tratamiento, frente al 59% de aquellos que no habían consumido marihuana. Además, el 54% de los pacientes que consumieron marihuana mostraron una “respuesta vírica sostenida” sin signos visibles del virus medio año después de haber finalizado el tratamiento. Solo el 18% de aquellos que no consumieron marihuana consiguieron este mismo resultado. Los investigadores concluyeron que la marihuana ayudaba probablemente al mejorar el apetito, reducir la depresión y al hacer que los pacientes tolerasen mejor el tratamiento .