Page content

Plagas de la marihuana: ciervos

I love marihuana ciervos

Cannabis Y Ciervos

Los  ciervos son animales curiosos pero, al mismo tiempo, tímidos. Son vegetarianos, pastan pastos, frutas, arbustos, flores y hojas de árboles. Los ciervos prefieren hábitats forestales y la protección que ofrecen. Si tu zona de cultivo está fuera de la propiedad cubierta de árboles probablemente no tengas nada de lo que preocuparte.  Si ellos se abren camino hasta tu jardín, lo más probable es que no los pilles en el acto. Ellos se aventuran desde la protección que les ofrece el bosque por la noche, cuando es menos probable que se encuentren con personas.  Una vez que el ciervo haya descubierto tu jardín de cannabis, se alimentará de las hojas, los cogollos y los plantones. Tú nunca sabrás que estuvieron allí hasta la mañana siguiente cuando descubras sus pisadas y el daño producido.

Un punto importante a tener en cuenta es que los niveles de los cannabinoides en la marihuana aumentan a medida que la planta madura. La mayoría de los herbívoros encuentran el sabor del cannabis desagradable, no ocurre lo mismo con los ciervos, hasta que la planta madura. En ese momento, no es tan deliciosa para sus paladares y la amenaza disminuye.

Hasta que la naturaleza siga su curso, ¿qué se puede hacer para evitar que los ciervos se coman su cultivo de marihuana? Existen diversas medidas que puedes implementar, la primera y más obvia sería instalar una valla alrededor de tu propiedad. En realidad, esto puede ser una buena idea por otras razones a parte de mantener simplemente apartados a los ciervos.  La valla debería estar hecha de material robusto y debería tener al menos 2,5 metros de altura (8 pies).  Los ciervos pueden saltar con facilidad  casi un metro ochenta pero una valla de dos metros y medio lo mantendrá alejado si está asustado. Asegúrate que los listones están próximos entre ellos e instalados firmemente en el suelo con el objetivo de evitar que el ciervo se deslice o se arrastre por debajo de la valla en un intento de acceder a tu jardín.

Una alternativa a una valla robusta es instalar una valla electrificada. Algunas personas atraen a los ciervos al untar mantequilla de cacahuete en ella o en una etiqueta atada a la valla. Cuando la valla está conectada y el ciervo acude por el reclamo, al recibir una descarga o dos le disuadirá de volver a intentarlo.

 

 

Los ciervos se asustan cuando son abordados, se ven sorprendidos o por la repentina aparición de luces brillantes.  Usando este conocimiento puedes diseñar algunos métodos efectivos para mantener a raya a los ciervos fuera de tu jardín de marihuana. Instala luces con sensores de movimiento en los puntos clave de tu propiedad. Asegúrate de tener la luz colocada lo suficientemente alta como para que no alumbre las plantas pero que esté lo suficientemente baja como para asustar a los ciervos y los hagan salir corriendo.  Otro método es instalar un sensor con un aspersor tipo "scarecrow sprinklers" con el que el intruso será golpeado con un chorro de agua a alta presión al pasar por delante del sensor.

Si estas opciones parecen estar fuera del presupuesto o no dispones del tiempo suficiente, las esencias repelentes pueden usarse para mantener a los ciervos alejados de tu jardín de cannabis.  Los ciervos tienen un sentido del olfato agudo. Muchos olores son ofensivos para ellos y servirán para el propósito de mantenerlos alejados. A continuación encontrarás una lista con los repelentes más efectivos para ciervos:

 

  • Cabello humano.  Coge el pelo de tus peines y "decora" las plantas con este como si fuera oropel en un árbol de navidad.
  • Orina humana.  Ten la orina que se genera en la casa en una taza o en un recipiente y dispénsala sobre la tierra que rodea tus plantas.  La lluvia la eliminará por lo que tendrá que reemplazarse las veces que sean necesarias.
  • Huevos podridos.  Haz una mezcla con un 20% de huevos podridos y un 80% de agua.  Rocía todo sobre las plantas de cannabis.
  • Ajo.  Machaca en medias de nailon y cuélgalas de los árboles.
  • Orina de depredador.  Los coyotes, zorros y gatos monteses son depredadores naturales de los ciervos.  La orina de depredadores puede comprarse online.  Revisa las etiquetas para las condiciones de uso.
  • Pastilla de jabón perfumado.  Haz un pequeño agujero, pasa a través de este un sedal de pesca y cuélgalo cerca de las plantas.  Se ha demostrado que los ciervos son repelidos por marcas de jabón como Dial y Lifebuoy.
  • Láminas suavizantes de tela colgadas en árboles.
  • Bolas de naftalina (antipolillas). Coloca varias en una media de nailon y cuélgalas cerca.

Estos son algunos consejos que deberían ayudar. Es importante tener en cuenta que los ciervos pueden acostumbrarse a los repelentes que uses. Por lo tanto, cámbialos de manera periódica y combinalos con luces de movimiento o aspersores como medida adicional.