Page content

Plagas de la marihuana: Gatos y Perros

I love marihuana gatos perros

Gatos y perros

¿En serio?  ¿No pensabas que tus adoradas mascotas se merecían un lugar en esta sección?  Demonios, ellas ocupan un lugar en tu vida, ¿por qué no aquí?  Mientras que tus mascotas pueden ser de gran ayuda al espantar aves y otros mamíferos intrusos, estas al contrario pueden ser una amenaza para tu parcela de cannabis.  A menos que estén bien entrenadas tienen la tendencia de escoger tu cuidado jardín como su lugar para defecar.  Quizás piensen que están honrando tus esfuerzos.  Pero más bien es que están marcando el terreno como suyo.

 

Los excrementos de los animales domésticos no son recomendables para las pilas de abono debido a los parásitos que pueden estar presente en las heces.  Los excrementos de perro o de gato son tóxicos para compost.  Dicho esto, se puede asumir que defecar en la parcela de cannabis causará más daño del ya provocado al haber pisoteado las plantas.

No hay pruebas contundentes de que los perros y los gatos domésticos se vean atraídos por las plantas de marihuana.  Sin embargo, ambos tienen la costumbre de revolcarse en los jardines, dañando las plantas y, en el caso de los gatos, orinando en el lecho de la planta, independientemente de su contenido.

 

 

La orina de gato tiene un alto contenido en amoníaco y de nitrógeno que puede quemar tus plantas.   Si encuentras (o cualquier otra persona) a un gato meando en tu jardín, riega abundantemente el suelo para diluir la orina.

La mejor defensa contra tus gatos y perros para evitar que destruyan tu jardín de marihuana es entrenarlos para que se mantengan alejados de él.  Sí, esto puede hacerse incluso con los gatos.  Rociar el suelo con pimientos picantes puede ayudar a disuadirlos de entrar.  El beneficio será doble, ya que frenará también otras plagas.

 

 

Asegúrate de que los gatos tienen un cajón de arena limpia en casa, o si viven al aire libre, de que dispongan una zona con arena que puedan reclamar como suya.  Mantenga dicha zona limpia o los gatos se irán a otra zona a hacer sus necesidades; los gatos son muy quisquillosos cuando se trata de la limpieza y de sus zonas de orinar.

Los perros son excavadores.  Proporcionales una zona en las que puedan divertirse.  Si no los puedes mantener apartados de las zonas que no quieres que desentierren, manten a tus perros bajo control cuando estén al aire libre.  Proporcionales espacio suficiente para moverse pero no el suficiente como para que dañen tu jardín.