Page content

Plagas de la marihuana: moscas blancas

I love marijuana mosca blanca

Moscas blancas y Cannabis

Las moscas blancas se esconden debajo de las hojas del cannabis al igual que los ácaros y pueden ser igual de perjudiciales. Son muy diminutas y propagan enfermedades ya que mastican en una planta y luego pasan a otra. Peor aún, recorren distancias y propagan enfermedades de las plantas en proporciones exponenciales. Para comprobar si hay moscas blancas lo único que tienes que hacer es sacudir la planta. Si ves un enjambre de lo que parece como polvo blanco con alas una vez molestados, habrás descubierto uno de los más perjudiciales insectos para tu cultivo de cannabis.

 

Las moscas blancas se alimentan de las hojas y de los tallos de las plantas, incluido el cannabis. Estas excretan melaza, al igual que los pulgones y además propagan enfermedades. Son una de las plagas más perjudiciales para los cultivos de alimentos. Dado que la marihuana es consumida o utilizada por los seres humanos que caiga dentro de esta categoría cuando se consideran plagas nocivas. Las moscas blancas son inmunes a los pesticidas lo que las hacen incluso un enemigo formidable. Aparecen en masas lo que hace que sean difíciles de controlar. El mejor método de control para repeler la mosca blanca es la prevención.

 

 

Una forma natural de prevenir el ataque de la mosca blanca es a través del cultivo por grupos.  Al plantar zinnia en tus plantas de cannabis, junto a las mencionadas caléndulas, enviarás las moscas blancas al jardín de otra persona quien no las verá como un insecto de la forma tan consciente como tu los ves. (¡De hecho esto podría ser una cosa buena, en realidad!)

Las zinnias son coloridas y atraen a depredadores naturales de la mosca blanca cuando son incorporadas a tu plantación de Mari Juana. Estas atraen a los colibríes (¡majestuosos milagros diminutos!) avispas depredadoras y moscas, todos ellos se darán un banquete con las moscas blancas. Las plantas aromáticas mentoladas como la hamelia patens, la salvia elegans o la monarda sirven para el mismo propósito, ya que disfrazan de forma natural el olor de alrededor de las plantas que atraen a las moscas blancas.

 

 

Si estas medidas preventivas aún dan lugar a que aparezcan las moscas blancas, ¡no todo está perdido! Existen otras maneras de combatir la mosca blanca. Rociar tus plantas con la misma mezcla de aceite de ajo usado para combatir los pulgones funciona también en estos pequeños insectos desagradables.

Otra solución natural para liberar tu cannabis de la mosca blanca es hacer un sencillo spray de aceite mezclando dos cucharadas soperas de aceite vegetal con cuatro litros de agua. Viértelo en un vaporizador y rocía las plantas a conciencia, prestando especial atención al envés de las hojas. Rocía las plantas dos veces por semana hasta que ya no las veas.