Page content

Plagas de la marihuana: moscas del mantillo

I love marihuana hongos mosquitos

Moscas del mantillo

Las moscas del mantillo adultas son de color gris con extremidades largas y muy delgadas.  Las hembras ponen aproximadamente dos cientos huevos en un ratio de una semana en la base del cannabis. Estos pequeños bichos atacan tanto en la fase adulta como en la fase de larva (gusanos).  Los gusanos de la mosca del mantillo son microscópicos, lucen cabezas negras y cuerpos transparentes. Las moscas del mantillo se encuentran a nivel del suelo y en principio se alimentan de hongos. Una vez que terminan con el alimento del suelo, atacan el sistema de raíces, dañando las raíces más grandes y alimentándose de los capilares más pequeños de las raíces.  Esto retrasa el crecimiento de la planta, decolora las hojas y provoca la malformación de los tallos y de las ramas. Como su nombre indica, las moscas del mantillo convierten a la planta de marihuana para que sean susceptibles a varias enfermedades de tipo fúngicas.

 

Las moscas del mantillo son particularmente dañinas al cannabis debido a que afectan a las propiedades de drenaje del suelo como consecuencia de sus excrementos. La marihuana necesita un suelo bien drenado con el fin de evitar que el sistema de raíces esté demasiado húmedo e invite a las plagas que prosperan en dichas condiciones húmedas. El llevar cuidado de no excederse con el riego del cultivo es una buena medida preventiva contra la infestación, que se sienten atraídos por las condiciones de humedad.

 

 

Hay un par de métodos sencillos para detectar si tienes o no un problema de moscas. Uno de ellos es comprar tiras adhesivas amarillas de tu centro de jardinería y colocarlas en el suelo alrededor de tus plantas.  Después de unos días, retira las tiras y verás que es lo que se ha pegado a ellas. Si ves algo más que un par de mosquitos, ¡uh oh!

Para comprobar si hay larvas de moscas del mantillo, coloca un trozo de patata de un centímetro de grosor en el suelo.Después de ocho horas, comprueba si hay gusanos. Si hay varios invitados a cenar en la patata, es el momento de enviarlos a paseo.

 

 

Colocar tiras adhesivas amarillas o una cinta adhesiva amarilla (las moscas adoran el color amarillo) por todo el jardín atrapará a las mocas adultas. Las larvas de moscas del mantillo son otra cosa.  Comienza por dejar secar las capas superiores del suelo que se sequen por completo.  Esto significa retrasar el programa de riego por unos días. Una vez que el suelo esté seco mezcla una parte pura de 3% de peróxido de hidrógeno con cuatro partes de agua.  Riega la capa superior del suelo a conciencia. Esto matará a las larvas. El peróxido no dañará a tus plantas. Este se descompondrá en oxígeno y moléculas de agua las cuales son beneficiosas para el suelo.  Realizar este ejercicio periódicamente asegurará que las moscas desaparecen y se mantienen alejadas y es en realidad un tratamiento saludable para el suelo.