Page content

Plagas de la marihuana: Pulgones

I love áfidos cannabis

Pulgones y Cannabis

Esta plaga alada se oculta en la parte inferior de las hojas.  Los pulgones dan a luz hasta doce crías por día.  Los pulgones dejan secas las hojas sin nutrientes haciendo que se vuelvan amarillas y  se marchiten. Estos pueden transmitir los virus de una planta a otra provocando que la planta retrase su crecimiento y que retrase la producción de flores.  Algunas especies son capaces de inyectar toxinas en las plantas provocando una reducción de la cosecha.  Los pulgones son más activos cuando la temperatura baja a 15 - 26 grados centígrados.  En este sentido, parece que tomen el lugar de los ácaros, ¡cuándo el tiempo lo permite!
Como los pulgones se alimentan de las plantas de cannabis, estos excretan una sustancia dulce denominada "melaza". La melaza puede aparecer primero como fumagina.  La secreción de los pulgones atrae a las hormigas creando de esta forma un problema de plagas adicional. ‘

 

 

La madre naturaleza parece venir al rescate cuando la población de pulgones se sale fuera de control.  Cuándo hay pulgones en abundancia las avispas parásitas vienen al rescate.  Las avispas colocan sus huevos dentro de los pulgones haciéndolos "parasitados".  Una vez que ellos han sido alterados para convertirse en una incubadora para los huevos de las avispas, comienzan a formar un delgado y crujiente armazón de momia.  Una vez que esta metamorfosis comienza el descenso de pulgones decae y ya no será una amenaza.  Las mariquitas son también un depredador natural de los pulgones.  Si ves mariquitas en tu jardín sabes que los pulgones están presentes.  La repentina aparición de mariquitas es la garantía de que la situación se encuentra bajo control.

 

 

Existen remedios orgánicos que puedes implementar para ayudar a la madre naturaleza a controlar la infestación de pulgones.  Ofrecemos dos recetas para espráis orgánicos que eliminarán de tu cosecha cualquier pulgón existente a pesar de su esfuerzo natural. El primero es el spray de hojas de tomate.  Si tienes tomateras estas te ayudarán a combatir la población de los pulgones.  Sumerge una o dos tazas de hojas picadas de tomates en dos tazas de agua y déjalas en remojo durante toda la noche.   Cuela las hojas a través de un colador o tela para quesos en un pulverizador.   Rellana con una o dos tazas más de agua.  Pulveriza las hojas y los tallos de tus plantas de marihuana, prestando especial atención a la parte inferior de las hojas.

 

 

La siguiente opción es el spray de aceite de ajo.  Esto no solo mata a muchas plagas, pulgones incluidos, sino que actúa como un agente antibacteriano y fungicida que ayuda a impedir que la planta se destruya por la enfermedad.  La receta es la siguiente:  Añade tres o cuatro dientes de ajos finamente picados en dos cucharaditas de aceite mineral y déjalo reposar durante 24 horas.  Cuélalo en una jarra de 4 litros de agua y añade una cucharadita de detergente para lavavajillas líquido.  Esto puede y debería almacenarse pues es demasiado fuerte para aplicarse de tal forma.

Cuando esté listo para pulverizar, añade dos cucharadas soperas de la mezcla de aceite de ajo en un pulverizador y llénalo con agua.  Prueba la fuerza de la mezcla en una zona discreta de tu planta de cannabis.  Espera un día o dos para asegurarte de que no se han dañado las hojas.  Si ves un color amarillento después del período de espera, diluye más la mezcla y sigue realizando pruebas hasta que consigas la proporción correcta del agua y la mezcla.  Una vez que sepas la proporción adecuada, rocía toda la planta, prestando especial atención a la parte inferior de las hojas.