Page content

Plagas de la marihuana: ratas y ratones

I love marihuana ratones ratas

Ratas, ratones y Cannabis

Las ratas y los ratones son roedores carroñeros que no son selectivos en su dieta.  Prefieren la basura que los humanos descartan indiscriminadamente pero si no disponen del suministro de alimentos adecuado se sabe que han atacado las plantas.  El cannabis entra en el último de estos recursos.

Las ratas y los ratones tienen largos bigotes que actúan como los de un gato con los que miden el ancho de su cuerpo, lo que les determina la cantidad de espacio en donde pueden meterse.  Estos bigotes actúan como “sensores” y cintas métricas.  Es por esto que a veces encuentras ocasionalmente una rata errante en la azotea o en el sótano.  Van donde pueden introducirse y comen lo que hay disponible.

Viven en lugares oscuros, húmedos los cuales le ofrecen agujeros a modo de escondite pues son carroñeros furtivos. Esto ocurre cuando te encuentras con una rata; no quieren ser vistas y no tienen la habilidad de buscar alimentos.  Las ratas requieren diariamente un tercio de su peso corporal para sobrevivir. ¡Es bueno que la media del peso de una rata esté por debajo de los 500 gramos!  Un ratón es aún incluso menor.

 

 

Las ratas (y los ratones) tienen los dientes diseñados para morder y masticar.   Sus dientes no paran de crecer nunca.  Con el fin de adecuarse al crecimiento constante y evitar el dolor de encías (¡o caminar sobre sus dientes!), están constantemente masticando.  Esta puede ser la causa por la que atacarían las plantas de marihuana.  Los tallos leñosos ayudan a rasurar sus dientes a un nivel adecuado para masticar.  No están necesariamente interesados en los tallos de la marihuana como comida sino que los utilizan como una herramienta de mantenimiento, más como una lima de uñas ya sea de cartón o de metal para controlar el crecimiento de las uñas en las personas.

Las ratas se reproducen como conejos, como dice el refrán, no pierden el impulso de la reproducción.  Siempre que no proveas un medio en el que puedan vivir, las ratas y los ratones no deben suponer un problema.  La población de gatos en el vecindario o en tu finca, según el caso, puede ayudar a controlar la población de ratas y ratones.

Las ratas y ratones realmente no son una amenaza para tu jardín de cannabis.  Ellos preferirían comer basura antes que verduras frescas, al igual que muchos seres humanos, ¿no?  Si tienes aves que se alimentan de carne en el área como halcones, búhos y águilas, no tienes que preocuparte; la madre naturaleza ejercerá sus derechos en la evolución y se encargará del problema por ti.  Trata de evitar los venenos para ratas pues dañan el entorno a largo plazo y puede dar lugar a olores de carne podrida si el roedor afectado se retira a algún espacio de tu casa.   El resultado inmediato puede causar daños a largo plazo y arrepentimiento.

 

 

La mejor manera de eliminar un problema de ratas es evitar la creación de un entorno atractivo para ellas.  Estos son algunos consejos:

 

  • Mantén todo el contenido de compost bien tapado.  Esta práctica también ayuda al material del compost a “calentarse”, dando lugar a un compost esterilizado para ser usado en el jardín.
  • Pon todos los deshechos de la cocina que no vayan a la pila de compost en una bola herméticamente sellada.  Tira la basura en un contenedor que tenga una tapa que cierre bien.
  • Elimina y limpia cualquier plato de comida para mascotas.  En el caso de no hacer esto, no solo se atraerá a las ratas sino también hormigas, ardillas y mapaches.
  • Al almacenar objetos en el ático hazlo en contenedores herméticos.  La tela y el papel a menudo son buscados por los ratones y las ratas para hacer sus nidos.  Si no lo construyes, ¡ellos no vendrán!
  • Mantén tu jardín limpia de frutos caídos, bolsas de cereales y comida de animales, capas de escombros caídos de los árboles, excrementos de perros, gatos y caballos.  Las ratas son atraídas por todos estos elementos cuando se dejan para que los disfrute y se los coma. ¡Sí, incluso las heces de animales!  Añade estiércol de caballo a la pila de compost para facilitar el proceso de “calentamiento” necesario para la descomposición y la esterilización.
  • Las ratas anidan en el follaje lleno de maleza.  Quita toda la maleza al menos 45 centímetros de tu casa.  Poda cualquier enredadera que envuelva cualquier árbol.  Esto no solo desalentará a las ratas a anidar sino que salvará el árbol de la competencia por los nutrientes.
  • Asegúrate de que todos los cimientos, ventanas y puertas están sellados herméticamente con el fin de no permitir su entrada (esto además te ayudará a ahorrar en la factura del aire acondicionado/calefacción).  Si las ratas o los ratones tienen un punto de entrada a tu vivienda, los has invitado a que entren en tu propiedad.
  • Asegúrate de que los comederos de pájaros son lo suficientemente altos para que las ratas y los ratones no puedan alcanzarlos.  Las aves no son las únicas que disfrutan las semillas.  De hecho, cuando se instale un comedero de pájaros, elija uno que se derrumbe cuando tenga demasiado peso en él.  De esta forma desalentarás a ardillas y a otras criaturas que puedan subir el poste de asaltar el comedero de aves.

Tomando las precauciones de más arriba, se evitará la improbable incidencia de que ratas y ratones elijan el cannabis como el alimento de su elección. También evitarás que invadan tu casa, así que no importa si Mari Juana es parte de tu vida, debes prestar atención a los consejos ofrecidos en esta sección.