Page content

Pruebas De Cabello Y Sangre Para La Detección De Drogas

I love marijuana blood and hair tests

Test de sangre y cabello

Por descontado, existe una cantidad enorme de todo tipo de test que pueden utilizarse para detectar la marihuana. La opción más precisa es el análisis de sangre que mide el contenido de THC real en el torrente sanguíneo. En la mayoría de casos, los análisis de sangre son el mejor método, aunque no sean perfectos, para medir el deterioro reciente pues detecta la presencia de los psicoactivos de la droga directamente en el sistema. Los análisis de sangre generalmente muestran positivo a las pocas horas después de su uso. Aún así, los usuarios crónicos pueden mostrar niveles detectables de un o dos nanogramos por mililitro (ng/ml) durante dos días sin que disminuyan. Al fumar,  el nivel de THC en el torrente sanguíneo durante los diez primeros minutos alcanza su máximo valor (por encima de 100 ng/ml), pero luego se reduce drásticamente para desaparecer a las pocas horas. Cuando se consume por vía oral, los niveles de THC se acumulan en un nivel mucho más bajo a la hora de haber sido ingerida. Esto durará durante unas 4 a 6 horas más.

Los análisis de sangre se utilizan con frecuencia en accidentes de tráfico para averiguar si la persona estaba bajo los efectos de la marihuana. Los análisis de sangre no son el indicador perfecto para averiguarlo a pesar del hecho de que son menos sensibles que los test de orina. Hay estudios que demuestran que los conductores que tienen bajos niveles de THC, por ejemplo, por debajo de 3,5 ng/ml en sangre, no son tan peligrosos como los conductores que no consumen drogas (Grotenhermen). Por el contrario, niveles por encima de 3,5 y 5 ng/ml son claramente signos de que el sujeto no tiene todas sus capacidades. Normalmente, los niveles por encima de 5 nanogramos persisten durante la primera hora de fumar y son un indicador de una intoxicación aguda. Sin embargo, algunos consumidores frecuentes pueden haber desarrollado cierta tolerancia a la droga haciendo que el efecto de estos niveles sea imperceptible en su capacidad de conducir.

Recientemente, los defensores de los test de drogas han pedido un mandato denominado "per se" normas para la conducción bajo la influencia del cannabis tanto como por el 0,08% de contenido de alcohol para los conductores ebrios. La idea es establecer un umbral para determinar si un conductor se ve afectado o no de forma automática. Esto puede parecer razonable, pero ningún estudio científico no ha sido capaz de identificar un umbral claro para dichas discapacidades salvo en el caso del alcohol.

Sin embargo, esto no ha frenado a algunos estados y naciones de intentar legislar unos niveles adecuados. Algunas entidades han ido más lejos al establecer una tolerancia cero para los metabolitos o para la marihuana a pesar del hecho de que hay claras evidencias de que los niveles bajos de marihuana no van a afectar de forma radical la capacidad de conducir de forma segura. Un equipo de expertos internacionales recomendaron a per se un estándar de 3,5 a 5 ng/ml de THC en sangre basándose en informes científicos sobre la seguridad en accidentes (Gotenhermen). Aún así, este límite es todavía arbitrario porque algunos conductores pueden conducir de forma más segura a niveles superiores de los indicados en dicha recomendación. De hecho, un estudio mostró que un sujeto con un desorden de la hiperactividad con déficit de atención no podría pasar un examen de conducir según su condición. Sin embargo, obtuvo mejores resultados en el examen con 71ng/ml de THC en la sangre (Strohbeck-Kühner). El alcohol no ha revelado aún ningún efecto similar.

Como hemos podido observar, los test en sangre detectan los metabolitos junto con el THC que se puede encontrar en la marihuana. Estos metabolitos incluyen THC-COOH (metabolito primario inactivo) y 11-OH (hidroxi) - THC (metabolito psicoactivo producido al ingerirse la marihuana). El THC-COOH permanece en el cuerpo más tiempo que el THC pero no es indicador de ninguna incapacidad.

El metabolito psicoactivo, 11-OH-THC, no se muestra en cantidades significativa al inhalarse. Cuando se ingiere, los niveles en sangre de 11-OH-THC imitan a los del THC, alcanzando un nivel estable durante unas 3 o 6 horas.

Algunos expertos sugieren que pueden aproximar con precisión el punto en el que alguien ha consumido marihuana al analizar las relaciones de THC, THC-COOH, y 11-OH-THC.  Este método aún no se ha validado mediante estudios supervisados.

Pruebas de cabello

Las pruebas de cabello pueden usarse para detectar el consumo de marihuana pero este método es particularmente desagradable porque no puede medir un uso reciente. De hecho, solo puede detectar el consumo de marihuana que se haya producido en el pasado. Las pruebas de las hebras del cabello muestran los metabolitos que se han esparcido de forma pasiva por el torrente sanguíneo a la base del folículo piloso. Estos residuos de la droga se incorporan al cabello y siguen siendo evidentes hasta que nace o se corta. Las pruebas de cabello no son tan sensibles a la marihuana como a la cocaína o a otras drogas pues suelen detectar normalmente el uso habitual más que el ocasional. Un estudio del NIDA sobre 38 consumidores de marihuana mostró que el 85% de ellos que consumían marihuana a diario daban positivo frente al 52% de ellos que solo la consumían de 1 a 5 veces por semana. Con todo, el 36% de los sujetos dieron negativo (Huestis). Algunos estudios han sugerido que las pruebas de cabello son más sensibles al cabello oscuro que al rubio (en particular para la cocaína), este estudio no mostró diferencias entre los caucásicos y los afroamericanos. Los resultados de las pruebas de cabello casi nunca tenían relación con el trabajo desempeñado haciendo su utilización injustamente discriminatoria. A pesar de esto, empresarios sin escrúpulos y el sistema judicial penal siguen empleando esta opción.

Unos champuses para el tratamiento de la marihuana se encuentran disponibles en el mercado y se dice que ayudan a quienes fuman a pasar las pruebas de cabello. Estos son en gran medida útiles para eliminar los residuos externos de la droga (por ejemplo el humo de marihuana que se adhiere al pelo), pero no van a servir para deshacerse de los metabolitos de la droga que se ha incorporado en los folículos pilosos. No hay estudios científicos que hayan demostrado que los champuses que se venden comercialmente para las pruebas de cabello sean más fiables o precisos en pasar dichas pruebas de pelo. Esto sería difícil de lograr ya que la forma de los metabolitos está, en realidad, dentro de la estructura interna del pelo y no en la parte exterior.

Pruebas de saliva

Las pruebas de saliva son un nuevo tipo de test para detectar la marihuana que se encuentra en desarrollo. Los test de saliva son mucho menos invasivos que los test de orina o que de sangre y son usados con frecuencia para obtener muestras de ADN para pruebas forenses. En teoría, las pruebas de saliva solo deberían detectar los restos de THC durante un par de horas tras su consumo. Aunque en la práctica la tecnología no ha alcanzado un nivel bastante aceptable de precisión y fiabilidad para su uso generalizado. Un estudio mostró que de 18 sujetos con THC positivo solo uno dio positivo por saliva (Kintz). Otro análisis de 10 dispositivos utilizados para analizar los fluidos orales mostró que estos fallaron al detectar varias sustancias controladas, incluyendo el THC y el THC-COOH en los niveles de corte recomendados por los fabricantes (Walsh).

Robert

Do you want to learn more about growing marijuana?

Let me give you my Marijuana Grow Bible! Just tell me where to send it.
You will get the detailed Plant Care Guide as a bonus. All for free.
[grwebform url="http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=680898&u=SugX" css="on"]