Page content

Registro Y Cantidades Límites: Obtener Marihuana Terapéutica

I love marijuana registration and quantity limits

Registro y cantidades límites

La mayoría de los estados que permiten la marihuana terapéutica requieren que los pacientes se inscriban en ellos para evitar que sean procesados (salvo California, Washington y Maine). En teoría, los pacientes registrados deberían estar protegidos de ser arrestados siempre y cuando sigan al pie de la letra la ley. Algunos estados permiten la defensa en firme en los casos en los que los pacientes no registrados que fueron arrestados demuestran su condición médica ante el tribunal. En estos casos, los pacientes pueden defenderse ellos mismo del proceso penal al llevar como testigo a un médico que verifique que le había recomendado la marihuana terapéutica. Por supuesto, para salvaguardar la ley, los pacientes necesitan tener dicha recomendación médica antes del arresto.

Algunos pacientes pueden estar recelosos a registrarse en un estado debido al miedo que experimentan con el hecho de que esa información pueda ser usada en su contra por los fiscales o por acosadores del gobierno federal. Afortunadamente, estos miedos son infundados porque ninguno de los miles de pacientes registrados en los estados que promueven los programas de marihuana terapéutica han entregado sus registros a las autoridades federales. De hecho, estas autoridades han indicado que no tienen ningún interés en perseguir a los pacientes individuales.

Un caso en Oregon encabezado por la oficina del fiscal general en el estado de Washington intentó acceder a los registros de los pacientes con el fin de iniciar una investigación sobre una clínica local de marihuana. El juez del tribunal de distrito Robert Whaley denegó la petición dictaminando que la privacidad de los pacientes era más importante que la información que un gran jurado necesitara. Incluso en este caso, el objetivo no estaba enfocado hacia los pacientes sino en obtener información sobre una clínica. Si el gobierno hubiera intentado procesar a los pacientes se habría visto enfrentado a una resistencia política y legal mucho más fuerte debido al fuerte apoyo popular de la marihuana terapéutica. Por lo tanto, los pacientes que califican para los programas de marihuana terapéutica no deberían tener miedo de registrarse en los programas estatales.

En otros estados que no cuentan con leyes para la marihuana terapéutica, los pacientes que están verdaderamente enfermos han sido arrestados por posesión o por cultivo de marihuana pueden ser capaces de defenderse ante un tribunal apelando a una vieja doctrina del derecho común denominada estado de necesidad. Esta defensa es solo aplicable en circunstancias muy específicas en las que el demandado puede demostrar que incumplir la ley era necesario para proteger su vida de un daño inminente. El estado de necesidad es solo aplicable en pacientes extremadamente enfermos que han probado todas las otras formas posibles de tratamiento. Sin embargo, no todos los estados permiten dicha vieja doctrina. Maryland es un estado que no permite la marihuana terapéutica o el estado de necesidad. Tiene una ley que permite exclusivamente a los pacientes de marihuana a invocar el estado de defensa donde el paciente está sujeto a una multa de no más de 100 dólares (74 euros).

Todavía se tiene que decidir si la necesidad médica es aplicable como defensa en los tribunales federales. En la sentencia de 2001 en el caso de la cooperativa de compradores de marihuana de Oakland, la Corte Suprema de los Estados Unidos llegó a la conclusión de que la necesidad era una defensa no aplicable a terceros que buscaban manufacturar o distribuir marihuana a aquellas personas que tuviesen una necesidad médica. Sin embargo, dejo en el aire la cuestión de si puede estar permitido o no a los pacientes el ser procesados por posesión para consumo propio o por cultivarla. Ya que ningún paciente ha sido arrestado por posesión o por cultivar marihuana por el gobierno federal, la cuestión sigue en el aire.

Cantidades límites

La mayoría de los estados han creado límites bastante pequeños en la cantidad que los pacientes pueden poseer o cultivar de forma legal. En algunos estados, los pacientes que han sido arrestados con cantidades superiores pueden afirmar ante el tribunal su inocencia al invocar una "defensa afirmativa", bajo la cual necesitan demostrar que dichas cantidades responden a fines meramente personales de uso terapéutico. En otros estados los límites se aplican estrictamente.

Muchos estados permiten la posesión de no más de varias onzas. En general, esta cantidad es menor del promedio que necesitan al año. Muchos de los pacientes consumen en torno a un porro por día o alrededor de 225 a 450 gramos de sinsemilla de alta calidad por año. Los pacientes gravemente enfermos pueden consumir de 900 gramos a 1,35 kg o más de sinsemilla por año. Los pacientes que ingieren la marihuana por vía oral pueden usar cantidades mayores de hojas de menor gradación. Los pocos pacientes que permanecen en el programa de compasión del gobierno reciben unos 2,7 kg de marihuana al año del NIDA. Esta cifra tan elevada se debe a que la marihuana que proporciona el gobierno es en su mayor parte hojas de baja potencia.

En su mayor parte, los pacientes encontrarán imposible permanecer en los límites legales si quieren cultivar el suministro de todo el año en un simple cultivo de exterior. La única forma de mantener un suministro es reponer continuamente un par de gramos cada pocos meses ya sea manteniendo un cultivo de interior con cultivos en rotación o comprando su medicación de proveedores clandestinos.

Los nada generosos límites de cultivación permitidos por la mayoría de los estados presentan un obstáculo difícilmente salvable para los pacientes que quieren cumplir con la legalidad. Muchos de los estados que permiten la marihuana terapéutica solo dejan poseer no más de 6 plantas. A pesar de que seis plantas grandes cultivadas en exterior pueden ser suficientes es raro que media docena de plantas en interior puedan satisfacer todas las necesidades del paciente. De esta forma, el paciente necesita mantener un cultivo en rotación con el máximo número de plantas permitidas, una cosecha de solo unos gramos y un suministro de plantas inmaduras en reserva para ocupar su lugar. Incluso así, no todo el mundo tiene las destrezas, la experiencia, la suerte, los suministros ni el espacio de cultivo necesario para hacer todo esto posible.

En resumen, las leyes estatales tal cual están a día de hoy no proporcionan una situación realista o conveniente para satisfacer las necesidades médicas de los pacientes. De hecho, la mayoría de los pacientes se ven obligados a hacer trampa en los límites o a depender de proveedores externos para tener acceso a su medicina.

Robert

Do you want to learn more about growing marijuana?

Let me give you my Marijuana Grow Bible! Just tell me where to send it.
You will get the detailed Plant Care Guide as a bonus. All for free.
[grwebform url="http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=680898&u=SugX" css="on"]