Page content

Requisitos Para la Floración de las Plantas de Marihuana

I love marihuana requisitos de floreciendo

Las mejores circunstancias para las plantas de marihuana

 

Si creas una zona acogedora para ellas, prácticamente cualquier cosa viva puede vivir rodeada por el entorno más inhóspito, una teoría que ya se ha demostrado a gran escala por las estacionales orbitales espaciales y los hábitats bajo el mar. De ello se deduce que las plantas de marihuana pueden ser inducidas a florecer en casi cualquier lugar que tenga una estación de crecimiento.

 

 

Observa el sol, busca el agua
Al elegir la zona de trasplante, considera como de bien satisface las necesidades de tus plantas. Sólo en el ecuador el sol se sitúa sobre nuestras cabezas por lo que cualquier latitud al norte de dicho lugar emplazará al sol al sur del cielo; un sitio idóneo para el trasplante sería una loma baja, despejada, orientada al sur y abierta tanto al este como al oeste y que reciba sol desde el amanecer hasta la puesta de sol.

El agua es una consideración importante. Yo he tenido la suficiente suerte como para cultivar en lomas pantanosas donde se encontraba agua al excavar agujeros de menos de 30 cm de profundidad; las plantas de más de 30 cm no necesitaban regarse durante todo el verano. Riberas, lagos y orillas de estanques junto con las marismas secas pueden ser zonas de trasplante excelentes aunque puede ser necesario despejar una abertura al cielo de aneas y otras malezas. Uno de los problemas con los humedales abiertos es que la mayoría de los estanques, de las orillas de los lagos y de las riberas son las zonas preferidas de pescadores y exploradores para deambular; no todo el mundo puede reconocer una planta de cannabis creciendo en un entorno natural pero los pocos que sean capaces de hacerlo no dejaran en paz tu cultivo.

Otro de los problemas que sucede al crecer en un suelo constantemente húmedo es que con frecuencia no proporciona la base sólida que una planta de marihuana en crecimiento necesita para que sus raíces obtengan un agarre sólido.

 

Plantones frente a cultivar directamente en la tierra
Las plantas que crecen libres en la tierra parecen siempre alcanzar más tamaño, tener más salud y un follaje más exuberante, probablemente porque no hay entorno más natural que la naturaleza, incluso cuando las cortas estaciones de crecimiento no permiten el tiempo para su máximo crecimiento. Un aspecto negativo es que las plantas en el exterior están sujetas a un amplio abanico de riesgos con los que un cultivador en armario no se encuentra. Rara vez los cultivadores en interior verán los pequeños ácaros de araña roja que envuelven y matan las hojas de las plantas en exterior pero, existen otros peligros, los cuales se abordarán más adelante en la sección de cuidado de las plantas de esta web.

Si tus macetas de cultivo son lo suficientemente grandes, no hay necesidad de trasplantar. Siempre que un lugar provea el máximo de luz, las plantas sean regadas (algunas veces hasta 4 litros por planta y por día si los ángeles de la cosecha te son favorables) y las plantas no sean comidas por animales ni insectos; una planta, en un maceta con al menos 30 cm de espacio para crecer sus raíces en todas las direcciones podrá crecer hasta la fructificación. Los recipientes para cultivar en exterior, los preferidos e ideales, son los baldes de 19 y 23 litros de plástico que son usados ubicuamente para todo, desde tapajuntas y encurtidos de restaurantes hasta kits/porta todos que se han vuelto populares entre los cazadores de ciervos. Relativamente sencillos de transportar por sus asas de sujeción, incluso cuando adquieren peso con la tierra húmeda, estos recipientes, y los de tamaño similar, proveen un abundante almacenamiento de agua para los lugares más cálidos y secos, con suficiente espacio para satisfacer a la planta de cáñamo más grande y a sus raíces. Una ventaja añadida es que algunos de los mayores devoradores de las plantas de maría son incapaces de escalar las paredes lisas de los recipientes de plástico. Una desventaja es que muchos de los recipientes están pintados con colores brillantes y deben pintarse con spray, cubrirse con tela mosquitera de camuflaje, enterrarse parcialmente, o bien, cubrirlos con escombros y otros materiales que los hagan difíciles de detectar.