Page content

Secado Más Rápido - Marihuana Exterior

i love marihuana rápido secado

Secado marihuana rápido

Un método de secado más rápido para secar las plantas de marihuana y que puede ser más adecuado para algunos cultivadores es separarlas y colgarlas antes, pero deberás incrementar la temperatura en un 32% en grados Celsius y en un 90% si usas grados Fahrenheit. Esto probablemente requiera un sistema de calefacción a gas o eléctrico. De nuevo, la habitación deberá estar bien ventilada pero si los cogollos están bien empaquetados, se puede secar una gran cantidad de marihuana en menos de una semana. Si no existe una necesidad específica de hacer esto, entonces el método de dos semanas es mejor.

 

Otra cosa, si los cogollos se secan demasiado juntos y aparece cualquier moho, su propagación será rápida y fatal. Además, el aumento de calor puede provocar que las plantas de marihuana se sequen de manera desigual basándose en su posición en la habitación. Por último, estas se pueden secar demasiado rápido y de nuevo te encontrarás con el problema de la sequedad, los quebradizos cogollos no se fuman uniformemente o su sabor no es tan bueno como el sabor de los cogollos que crecen de forma natural. Presta atención y haz los ajustes necesarios. Si la habitación es demasiado húmeda, incrementa la circulación de aire sin disminuir la temperatura. Asegúrate de que el calor llega a todas las partes de la planta por igual y tus cogollos de marihuana estarán bien. Sin embargo, el mejor método es dejar los cogollos secándose en un lugar fresco y oscuro durante unas semanas. La paciencia es una virtud cuando hablamos de curar bien los cogollos.

 

 

Si lo que quieres es secar una pequeña cantidad de marihuana para un consumo inmediato, coloca la marihuana en una lámina para hornear galletas o bandeja del horno y hornéala a una temperatura entre el 65% y el 90% de los grados Celsius (entre el 150% y el 200% de los grados Fahrenheit) durante 10 minutos. No tendrá el mismo sabor que un cogollo que se haya curado lentamente y podrá raspar, pues todo el agua se ha eliminado de forma agresiva y la clorofila no se habrá degradado pero no habrás sacrificado la potencia del cogollo. Aunque ten cuidado, si se quema o se vuelve demasiado seco deberías añadirla a tu montón de compost orgánico para el cultivo de cannabis del próximo año pues no te hará ningún beneficio el fumarla. Esto sólo pasaría si no llevas cuidado o si el calor está por encima del 95% de los grados Celsius o del 200% de los grados Fahrenheit. Esta medida extrema es mejor usarla como un remedio a corto plazo para probar la calidad de la planta o quizás para ayudarte a pasar la fase de secado mientras esperas lo que tarde en secarse el grueso de la cosecha. Cualquiera que sea el método que escojas, asegúrate de comprobar cada cogollo en busca de indicios de moho y deshazte de aquellos afectados inmediatamente de la zona de cosecha nada más detectarlos. El moho puede ser perjudicial para tus plantas de marihuana como cualquier otra plaga, ya sea humana o animal.