Page content

Sobredosis De Marihuana Y Tratamiento

I love marijuana overdose and treatment

La sobredosis mortal en los humanos es algo que simplemente no existe. La escasez de los receptores de cannabinoides en el núcleo medular (la parte del cerebro que controla la respiración y las funciones cardiovasculares) es un gran parte la razón por la cual no se han notificado casos de sobredosis letales en los humanos.

Sin embargo, grandes dosis pueden provocar ciertas reacciones desagradables. En algunos casos pocos comunes, las dosis moderadas pueden provocar reacciones de pánico agudo caracterizados por ansiedad, paranoia, timidez, pérdida de autocontrol, pensamientos acelerados inconexos y desorientación. Afortunadamente, estas reacciones tienden a disminuir con un par de horas sin el tratamiento médico requerido. Las personas que lo padecen necesitan asegurarse de que su dolor o molestias serán breves. En la mayoría de los casos, se experimentará tanto episodios agradables como desagradables en oleadas alternas de altibajos.

Por supuesto, las reacciones de pánico son más probables de ocurrir en los usuarios primerizos que han probado dosis excesivas en un entorno desagradable. Los nuevos usuarios deberían tener especial cuidado y empezar con pequeñas cantidades de cannabis que les permita tomarse el tiempo necesario para experimentar la droga cómodamente.

Ocasionalmente, la marihuana puede producir síntomas físicos que son bastante desagradables. Por ejemplo, algunas personas tienen dolores de cabeza, mareos, náuseas y vómitos todo lo cual puede ser alentado por la ansiedad mental provocada por una dosis grande. Algunas personas actualmente experimentan estos síntomas de forma regular casi como una reacción alérgica.

Sin embargo, frecuentemente, las reacciones físicas adversas resultan de forma directa de una sobredosis. Las sobredosis fuertes pueden ser muy desagradables y de forma temporal debilitantes pero nunca son mortales.  Los síntomas van desde la ansiedad, el pánico, la excitación, las alucinaciones y un ritmo cardíaco acelerado al comienzo hasta llegar a la inmovilidad, letargo e incluso inconsciencia después de un tiempo. Sin embargo, una vez más,los efectos son todos temporales y tienden a desaparecer después de unas pocas horas de sueño sin la necesidad de ningún antídoto o medicación.

Las sobredosis son menos probables con la marihuana inhalada que con la ingesta oral porque los fumadores porque los fumadores serán capaces de detectar instantáneamente cuando han tenido suficiente o cuando el contenido psicoactivo de la droga es demasiado alto. De vez en cuando los fumadores pueden pasarse de la raya antes de sentir de que están demasiado colocados y necesitan parar. Las dosis orales son más difíciles de cuantificar porque se pueden comer varias "dosis" de brownies y no sentir nada hasta pasadas una o dos horas.

Las intoxicaciones por  cannabis eran bastante más frecuentes al inicio del siglo 20, cuando los preparados medicinales se dispensaban en potentes tónicos que contenían cientos de dosis por onza de líquido.

 

Do you want to learn more about growing marijuana?

Let me give you my Marijuana Grow Bible! Just tell me where to send it.
You will get the detailed Plant Care Guide as a bonus. All for free.
[grwebform url="http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=680898&u=SugX" css="on"]