Page content

Uso De La Marihauna Por Primera Vez

I love marijuana first time use

Consumir por primera vez marihuana es siempre una ocasión especial. Por alguna razón desconocida, muchas personas no siente los efectos habituales tras su consumo en la primera vez. Por lo general, responden a la segunda o la tercera vez como si necesitaran una primera dosis para empezar a sentir algo. Algunos recién llegados actuaran como si estuvieran "colocados" pero no serán conscientes de ello. La inactividad asociada con la primera vez puede verse superada al aumentar un poco la dosis. Procede con precaución debido a que las dosis elevadas para los primerizos pueden dar lugar a reacciones desagradables y ocasionalmente pueden provocar la incapacitación durante un par de horas.

Tolerancia.

Al igual que la mayoría de las drogas, el uso excesivo de la marihuana puede desarrollar una tolerancia en el sistema del usuario. La euforia y otras sensaciones agradables tienden a desaparecer poco a poco con el uso continuo. Los grandes consumidores pueden también experimentar una disminución en los efectos no deseados como el aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia).

Los pacientes también pueden desarrollar una tolerancia a los beneficios médicos de la marihuana. Aunque no sea realmente común se puede solucionar al cambiar las variedades o los métodos de dosificación por un tiempo.

Además de esto, la reacción de una persona a una determinada variedad de marihuana puede diferir enormemente de la reacción de otra persona. La mayor parte de la investigación alrededor de los ingredientes de la marihuana se ha tratado con el THC pero otros cannabinoides, terpenos y flavonoides pueden tener un efecto mayor en como se recibe la droga.

Interacciones de la marihuana

La marihuana casi nunca incrementa las cualidades tóxicas de otros medicamentos. Se diferencia enormemente de las drogas como el alcohol o la aspirina en que es segura usarla mientras se consumen antidepresivos y anticoagulantes. Este es solo otro ejemplo de la notable seguridad de la marihuana.

En algunas ocasiones, la marihuana puede interactuar con ciertos medicamentos para estimular la taquicardia (ritmo cardíaco elevado). Estos medicamentos incluyen el antidepresivo nortriptilina y quizás el popular estimulante efedrina (que se encuentra en los preparados de "éxtasis a base de hierbas" y también como un medicamento antiasmático). Por otro lado, puedes usar beta bloqueadores como el propanolol para inhibir la taquicardia inducida por el THC.

Adicción

La marihuana no es físicamente adictiva y muchos fumadores que la han consumido constantemente durante años han podido dejarla sin ningún tipo de problemas. De esa forma se convierte casi en un simple cambio de dieta. Puedes comer bacón y luego dejar de hacerlo sin problemas. De la misma forma puedes fumar marihuana y dejar de fumar sin problemas. Aún así existe la posibilidad de la adicción psicológica en lo que se refiere a la marihuana. En comparación con el alcohol, la nicotina, la cocaína, los opiáceos, la cafeína y otras drogas psicoactivas, la marihuana se encuentra en la parte más baja de la lista en términos de dependencia, refuerzo y abstinencia. Aún así, todos los placeres humanos (incluso el comer tocino) puede tener cierta fuerza en la formación potencial del hábito.

Alrededor del 10% de los consumidores que lo hacen por placer tienen problemas para controlar o limitar el uso de la marihuana. En su mayor parte, estas personas son propensas a la adicción y tienen, también, problemas con otras drogas más adictivas. Aquellos que consumen marihuana en exceso hasta el punto de que interrumpe su vida diaria y les hace sentirse fuera de control pueden definirse como adictos a la marihuana. Algunos centros de desintoxicación ofrecen plazas para los adictos a la marihuana pero generalmente su clientela se compone de gente con dependencias (y a menudo más graves) a otras drogas. La mayor parte de los pacientes en programas de desintoxicación de marihuana son aquellos que han sido sentenciados a un tratamiento en lugar de una sanción penal. Existe un grupo llamado Marijuana Anonymous que ofrece ayuda a aquellos que están tratando de recuperarse de la adicción a la marihuana (www.marijuana-anonymous.org).

Unos pocos usuarios que fumen marihuana por placer durante un largo período experimentarán algunos síntomas sutiles de abstinencia cuando dejen de fumar. Los síntomas incluyen: ansiedad leve, depresión, pesadillas, dificultad para conciliar el sueño, sueños vívidos, irritabilidad, temblores, sudoración, náuseas, convulsiones musculares y desasosiego. Aunque leves, estos síntomas pueden persistir durante un par de días pero solo solo realmente frecuentes en los usuarios que consumen más marihuana. Sin embargo, no hay realmente ningún síntoma importante que pueda probar ser un obstáculo en dejar de fumar marihuana.

Conducir bajo los efectos de la marihuana

¿Qué sucede con aquellas personas que conducen y consumen marihuana? ¿Corren peligro? El cannabis puede, de hecho, perjudicar el rendimiento de la conducción por la disminución de la atención, la memoria a corto plazo y el tiempo de reacción (especialmente en las dosis más grandes). Sin embargo, conducir ebrio sigue considerándose más peligroso que fumar marihuana y conducir.

La Administración Nacional de Tráfico en Carreteras de los Estados Unidos o NHTSA llevó a cabo un estudio denominado "La marihuana y el rendimiento real en la conducción" en Holanda para determinar exactamente lo que sugiere el título (Hindril y O'Hanion fueron los principales investigadores). El estudio consistió en seguir a conductores por autopistas y en vías urbanas que habían sido expuestos a diferentes dosis de marihuana. Se llegó a la conclusión de que la intoxicación por marihuana durante la conducción producía resultados que eran "de forma no inusual en comparación con muchas drogas medicinales". Se encontró que la marihuana producía algún tipo de efecto en la conducción pero "no la perjudicaba profundamente". Los investigadores observaron que los conductores que sintieron los efectos de la marihuana eran más propensos a desarrollar su disminuida capacidad cognitiva y fueron capaces de compensarlo mejor que alguien que podría haber estado conduciendo borracho.

Efectos físicos

Aunque se considere a la marihuana muy segura puede tener efectos adversos. Si se toma en exceso o se abusa, la marihuana puede ser perjudicial como cualquier otra droga.

Los efectos de la marihuana se producen casi instantáneamente tras inhalarse o fumarse. Si simplemente se ingiere por vía oral, los efectos se retrasan por más de una hora. Sin embargo cuando se fuma los efectos son mucho más pronunciados durante el primer par de horas antes de que empiece a decaer en las siguientes tres o cuatro horas. Los efectos de la marihuana desaparecen por lo general después de una buena noche de sueño y sino hay esperando una "resaca" o período de rebote como el que se puede encontrar con el alcohol, los opiáceos, la cocaína, las anfetaminas y otras drogas. En general, el colocón pasa solo aunque algunas personas hipersensibles pueden sentirse ligeramente sedados durante un día o dos después de su uso.

Aquellos que usan la marihuana todos los días pueden experimentar efectos más largos (aunque de nivel suave) que pueden continuar durante semanas después de haberlo dejado. La mayoría de los expertos no están seguros del origen de este “abotargamiento por cannabis .”

Una de las teorías consiste en la acumulación residual de los cannabinoides en el sistema.  Después de todo, el THC es muy soluble en grasa y es absorbido por los tejidos grasos por todo el cuerpo. La mayoría de los cannabinoides inhalados a través de un porro terminan en alguna parte del cuerpo y no en el cerebro. El THC se transfiere entonces de vuelta gradualmente al torrente sanguíneo durante el transcurso de muchos días. Los fumadores ocasionales no sentirán realmente los efectos del THC residual pero para los usuarios habituales, el THC residual, puede detectarse durante 48 horas o más en la sangre. Además, algunos metabolitos no psicoactivos descompuestos del THC pueden localizarse durante días o semanas en la orina.

El THC tiene muy pocos efectos físicos evidentes en el cuerpo entre los que se incluyen:

- Sequedad de la garganta y la posterior sed.

- Enrojecimiento de la capa externa de los ojos o conjuntiva causada por la dilatación de los pequeños vasos sanguíneos en dicha zona.

- Ritmo cardíaco elevado o taquicardia.

- Reducción de la presión dentro del ojo que conduce al alivio del dolor por pacientes de glaucomas.

- Dilatación de los bronquios superiores de los pulmones.

El humo de la marihuana tiene también efectos irritantes y a veces nocivos en los pulmones y en el sistema respiratorio como el humo del tabaco. Los cannabinoides no tienen la culpa de esto, siempre va a haber subproductos tóxicos por la combustión. Puedes eliminar estos subproductos tóxicos mediante el uso de métodos alternativos como la inhalación por vaporizadores sin humo o por la ingesta por vía oral en lugar de inhalarlo.

 

Robert

Do you want to learn more about growing marijuana?

Let me give you my Marijuana Grow Bible! Just tell me where to send it.
You will get the detailed Plant Care Guide as a bonus. All for free.
[grwebform url="http://app.getresponse.com/view_webform.js?wid=680898&u=SugX" css="on"]