Page content

Ventajas del Cultivo - Marihuana exterior

I love marihuana ventajas

Ventajas de cultivo en exterior

La marihuana es una planta muy versátil que puede, y de hecho, crece bien  en una amplia variedad de zonas geográficas descuidadas. Esto es, por supuesto, una ventaja para el cultivador de maría desde que se ha incrementado la presión por parte de la aplicación de las leyes lo cual ha forzado a mucha gente a buscar terrenos que están en lugares remotos.

En la década de los sesenta era habitual plantar marihuana en las colinas de alrededor de tu casa o entremezcladas entre otras plantas de tu patio trasero pero, la Guerra contra las Drogas y la creciente histeria que envuelve a la droga han hecho esta opción insostenible. Por lo tanto, los mejores terrenos son las pendientes de las laderas del lado sur de las colinas en una propiedad pública. Esto, en el peor de los casos,   limita tu responsabilidad pues es menos probable que las plantas les puedan llevar hasta ti. Siempre y cuando haya tenido acceso al lugar durante los primeros meses críticos y hayan tenido un adecuado suministro de agua puede dejar las plantas allí y volver cuando hayan crecido para encontrarse con una monstruosa factoría de cogollos.

La mayor calidad en marihuana, natural.

Para muchas personas, la marihuana cultivada en exterior es la mejor del mundo por una serie de razones. La primera y más importante, las plantas en exterior crecen en su entorno natural. Bajo las correctas condiciones, todos los nutrientes y el agua requerida para preservar el cultivo de una planta sana y enérgica son provistos de forma natural. Además, cuando se cultiva en exterior, normalmente los brotes crecen adquiriendo un tamaño mayor que cuando el cultivo se produce exclusivamente en interiores, donde el espacio es limitado.

Dependiendo de los nutrientes y de la cantidad de agua suministrada, una planta madura de maría puede fácilmente alcanzar e incluso superar los dos metros de altura, algunas veces los tres metros y medio con la variedad Sativa Ecuatorial. Las plantas de marihuana en exterior alcanzan estas grandes dimensiones durante el transcurso de una estación al generar una inmensa cantidad de energía por la tremenda cantidad de sus hojas. Este proceso se denomina fotosíntesis. Cuando la estación termina, esta energía se convierte en floración lo que ayuda a crear densos y pesados cogollos de marihuana. Cuatro o cinco de estos grandes cogollos serán suficientes para suplir un año, dependiendo siempre de cuánto desee fumar, y pueden ser cosechadas de una o dos plantas. Comparando, las plantas de marihuana de interior son normalmente más pequeñas, lo cual significa que sus cogollos son también más pequeños, por lo que se deberán cultivar más plantas en interior para alcanzar el mismo número de cantidad de cogollos que ofrece una planta en exterior.