Page content

Las ventajas e inconvenientes del cultivo de marihuana interior

I love marihuana ventajas cultivo interior

 

Ventajas del cultivo de cannabis en interiores

La primera ventaja es la higiene.
Si cultivas cannabis para uso medicinal, el cultivo tiene que carecer de todo tipo de parásitos, gérmenes patológicos y esporas de mohos. Las personas con un sistema respiratorio o inmunológico débil deben usar productos sin pesticidas, insectos o esporas (para evitar posibles alergias respiratorias).

 

 

La segunda ventaja es el mejor control de las condiciones ambientales.

Si la instalación funciona correctamente, proporcionara la misma cantidad de luz que el sol, mantendrá la temperatura ideal y proporcionara nutrientes en abundancia durante todo el año. La luz, el aire, la temperatura, el viento, el contenido de CO2, la calidad del suelo y los fertilizantes son factores que, en un entorno artificial, se pueden modificar. De esta manera puedes suministrar exactamente a las plantas los recursos que necesitan. Ya no tienes que preocuparte por las tormentas que podrían estropear tu cultivo exterior en una sola noche, por la humedad extrema que podría causar enmohecimiento a tu cosecha, o por la posibilidad de una polinización indeseada que perjudicaría la calidad del producto final. El cultivo interior garantiza un producto de alta calidad con rendimientos siempre interesantes, mientras que en un cultivo exterior la cantidad y la calidad de la cosecha pueden variar según la meteorología.

La tercera ventaja es que es posible cultivar cannabis de forma continua y obtener varias cosechas al año.

Con la aplicación de métodos de cosecha permanente puedes tener cada ano, de forma artificial, varios periodos de floración. Como un período de floración tarda en promedio unos dos meses en completarse, en teoría son posibles seis cosechas al año. Con esta técnica puedes cultivar cannabis durante todo el año sin tenor quo cultivar grandes cantidades. El procedimiento es sencillo. Solo necesitas dos espacios de cultivo: uno para el crecimiento y otro para la floración.  Mientras las plantas se desarrollan en el espacio de floración (12 horas de luz - 12 horas de oscuridad), en el espacio de crecimiento pones esquejes para que arraiguen y crezcan (18 horas de luz - 6 horas de oscuridad).

Entretanto, las plantas en floración llegan al final de la misma. Cuando termina un periodo de floración basta con que coloques en el espacio de floración una nueva serie de plantas que haya completado su fase de crecimiento durante el último periodo de floración.
¡De esta manera puedes llegar a tener seis cosechas al año!

La cuarta ventaja es que se trata de un hobby.

Es un hobby con interesantes posibilidades terapéuticas que transmite tranquilidad, te ensena mucho sobre las plantas y te permite distraerte de tu enfermedad. Del cultivo interior obtienes un producto de calidad en cantidades considerables cuyo consumo puedes regular tu mismo.

No obstante, el cultivo interior también tiene sus inconvenientes.

-Uno es el montaje de una instalación relativamente compleja que además requiere un mantenimiento periódico.